Cultura

Comunidad artística denuncia falta de diálogo con el Instituto Sonorense de Cultura para Un Desierto para la Danza 2020

La Muestra Internacional Un Desierto para la Danza 2020 está en polémica porque no se sabe si se realizará, por ello la comunidad artística pide al Instituto Sonorense de Cultura dialogue con ellos 

por Manuel Velázquez y Redacción Tribuna

Festival Un Desierto para la Danza  en Sonora

Festival Un Desierto para la Danza en Sonora Fuente: Internet

Hermosillo, Sonora.- Integrantes de la comunidad artística exponen la falta de diálogo y apertura por parte del Instituto Sonorense de Cultura, para la realización del festival Un Desierto para la Danza 2020.

La Muestra Internacional Un Desierto para la Danza 2020 se encuentra envuelta en una polémica de la que aún no se sabe si saldrá bien librada. Y es que, a la fecha no se ha logrado tener un consenso entre el Instituto Sonorense de Cultura (ISC), y los ‘Grupos Anfitriones’ de la muestra, quienes durante los 27 años que se ha realizado el festival, se han encargado de la curaduría, organización, logística y ejecución de la muestra, siempre apoyados por el ISC.

Sin embargo, 2020 pareciera ser un parteaguas en la historia de festival de danza, considerado como el más importante del noroeste del país.

El pasado 17 de enero, Producciones La Lágrima compartió en sus redes sociales un comunicado en el que expresaba su preocupación por el desarrollo del festival, exponiendo una serie de problemas e irregularidades con el ISC. 

En la presente administración estatal, la dirección general del ISC, encabezada por Mario Welfo Álvarez Beltrán, ha actuado de manera inconsistente con Un Desierto para la Danza, evento que además de ser cultural, genera derrama económica, al traer bailarines y visitantes de otros Estados y ciudades: incumplimiento de compromisos, pagos no realizados, retracciones o cancelaciones presupuestales después de cerrar y contratar la programación y un desdén institucional hacia todo lo que tiene que ver con Un Desierto para la Danza”, se lee en el escrito.

Así mismo, señalaban que hasta ese momento los ‘Grupos Anfitriones’ no tenían información sobre la realización del festival, por lo que estaba en el aire si habría muestra este año o no.

Por su parte, el ISC también emitió un comunicado en el que manifestó que el festival no corre ningún peligro de cancelación, y que todo se realizará en tiempo y forma, y en el cual expone que la realización del mismo corre a cargo completamente del Instituto, entre otras cosas.

Desde hace meses la institución trabaja en la gestión presupuestal de dicho evento. Los tiempos, procesos y mecanismos de gestión son propios y exclusivos de la institución y del propio Gobierno del Estado, no de terceros”, se expresa en el documento.

Señalan falta de seriedad en el ISC

Rosario Manzano, quien es crítica de danza en Excelsior, Premio Nacional de Danza José Limón y egresada de la Escuela Nacional de Danza, comenta que el Desierto para la Danza se ha convertido en un evento que es sistemático y que tiene una aceptación dentro del campo de la danza misma a nivel nacional y dentro de la propia comunidad de Hermosillo y de otras partes de Sonora, sin embargo, el ISC tiene poca seriedad a la hora de asumir las responsabilidades económicas que le corresponden.

En mí experiencia, y hablo por mí estrictamente, yo he aceptado asistir y hacer una serie de actividades relacionadas con mi trabajo, al Desierto porque me han invitado estas personas que son profesionales de la danza, pero en realidad el Instituto a mí me ha dejado colgada al menos dos veces. Ha habido verdaderos pleitos por la falta de seriedad que ha tenido en muchas ocasiones el Instituto en cuanto al pago de honorarios, que debían haber estado liberados desde mucho tiempo antes”, expone. 

Mencionó además que este tipo de eventos requieren de una preparación con suficiente tiempo y se les debe dar la seriedad que tienen. Asimismo, es de vital importancia que se tome en cuenta a quienes son verdaderos expertos en el tema.

Adriana, David, Benito, Evoe y Miguel son premios nacionales de danza, ¿A qué estamos jugando? En una sola ciudad del interior del país hay cinco premios nacionales de danza, la danza es un éxito en Sonora, entonces ¿cómo es posible que el Instituto, en lugar de promover, gestionar y animar ese enorme impulso, lo que haga es pelearse con los artistas? Me parece contradictorio”.

Por último, menciona que el comunicado del Instituto, el cual no ostenta ninguna firma oficial, le parece de lo más grosero, pues están dando a entender que no hacen falta los artistas para organizar un evento de tal importancia.

Porque hay este ‘ninguneo’ de “ustedes no se metan, y ya que nosotros pagamos pues nosotros decidimos”. No, que no se equivoquen, nosotros les pagamos su sueldo con nuestros impuestos, y el dinero que se va a utilizar no es de ellos, si no son una empresa, son el Gobierno, y el gobierno está al servicio del pueblo, de los ciudadanos”, puntualizó.

A la espera de respuestas

Por su parte, integrantes del ‘Grupo de Anfitriones’ realizaron una rueda de prensa para desmentir el comunicado del ISC, y aseguraron que a la fecha no han tenido acercamiento alguno con el titular, Mario Welfo Álvarez Beltrán, ni se han establecido acuerdos para el desarrollo del festival. 

Adriana Castaños, Premio Nacional de Danza y directora de Producciones La Lágrima, comentó que el comunicado les pareció grosero y fuera de lugar, puesto que nunca tuvieron algún tipo de altercado que diera pie a tal situación. Durante lo que va de la administración, dijo, habían tenido diálogos y se habían organizado para distintas actividades, sin embargo, de pronto la relación parece haberse fragmentado.

La opinión fue secundada por Evoe Sotelo, también Premio Nacional de Danza y codirectora de Quiatora Monorriel, quien dijo: “Lo que más nos sorprendió de este comunicado que emitió el ISC, es este posicionamiento de desconocimiento ante nosotros como grupos anfitriones del desierto. Tuvimos muchos encuentros con él, muchas charlas profundas en donde evaluamos la necesidad imperante de hacer cambios, modificaciones profundas a esta estrategia rotativa de curaduría, de integrar a nuevas generaciones... estuvimos de acuerdo en muchas cosas, de tal forma que ese comunicado es como un desconocimiento total a todo ese proceso y a todo ese compromiso de ambas partes”.

De momento, el ISC sigue con las gestiones y planeación de la Muestra Internacional Un Desierto para la Danza, de manera autónoma, sin mostrar señales de un interés por retomar los diálogos e integrar a una parte importante de la comunidad artística y dancística de Sonora.



 

Temas

Comentarios