Obregón

El reordenamiento afecta a los vendedores ambulantes

60 personas se manifestaron en la Dirección de Inspección y Vigilancia por la negativa de permisos en esta temporada

por Oneyda Álvarez

Los inconformes no permitieron el acceso a las cajas de las oficinas de Inspección y Vigilancia hasta que no cedieran a sus demandas

Los inconformes no permitieron el acceso a las cajas de las oficinas de Inspección y Vigilancia hasta que no cedieran a sus demandas Fotógrafo: Oneyda Álvarez

Ciudad Obregónb, Sonora.-  Un futuro incierto, la posibilidad de ser retirados del primer cuadro de la ciudad y la no autorización de permisos para trabajar el mes de diciembre, es lo que llevó a los vendedores ambulantes a manifestarse ayer en Palacio Municipal, lo que generó a su vez una polémica entre los consumidores que están a favor y en contra de que se mantengan en ese sector.

Los inconformes no permitieron el acceso a las cajas de las oficinas de Inspección y Vigilancia hasta que no cedieran a sus demandas

Los inconformes no permitieron el acceso a las cajas de las oficinas de Inspección y Vigilancia hasta que no cedieran a sus demandas

De los 103 vendedores entre fijos, semifijos y temporales que trabajarán en el centro durante el mes de diciembre, se autorizaron algunos que estaban pendientes que son cuatro para pirotecnia y cuatro más temporales, pero los 78 que laboran durante todo el año no pudieron renovar sus permisos, ya que será hasta el próximo año cuando se aclare su situación de acuerdo al proyecto de reordenamiento que tiene el municipio.

Silvia Carbajal, de 60 años de edad, dice que los puestos ambulantes son una tradición y que es muy agradable  ir al primer cuadro para comerse un elote o tomar un agua fresca. En contraparte, Claudia Gómez, de 45 años, expresa que le gustaría que los quitaran porque no pagan impuestos y los que cumplen con sus obligaciones y están bien instalados les está yendo muy mal por los changarros informales.

Cabe destacar que las personas que trabajan en las banquetas del centro siempre han contado con permiso de piso por parte del Ayuntamiento de Cajeme, solo que en esta ocasión no se les quisieron renovar, por lo que los afectados tomaron las oficinas de Inspección y Vigilancia para que nadie hiciera trámite alguno hasta que las autoridades los atendieran.

Tomamos la instalación porque Silvia Camargo, directora de Inspección y Vigilancia, no respetó la firma del secretario López Durán que nos liberó los permisos, ella los ha encajonado; ella no quiso negociar con nosotros”, menciona Bernardo Pomposo, de la Asociación de Pequeños Comerciantes de la CTM.

Los afectados

Julieta Robles, de 75 años de edad, dice que ella tiene más de 30 años trabajando en el Centro. Junto a su esposo Rigoberto atiende un puesto en la 5 de Febrero y Galeana; con los ingresos de su negocio han podido sacar adelante a sus siete hijos, que ya están grandes, y ahora trabajan para ellos mismos. Julieta considera muy injusto que no les den permiso para trabajar porque su puesto es de lo que han vivido toda la vida.

María Concepción Salcido Félix, de 50 años, menciona que ella tiene 20 años vendiendo en el centro. “Tenemos muchos años como comerciantes en pequeño. Hemos esperado todo el año para recuperarnos con las ventas de esta temporada, hemos resistido las inclemencias del clima y aguantado las crisis económicas, y no es posible que no nos dejen trabajar justo en diciembre”, señala.

Apoyo sindical

Manuel Montaño, secretario del Comercio Ambulante de la CTM, llegó a la manifestación para apoyar al grupo disconforme.

Dijo que se buscará llegar a un arreglo con el alcalde Sergio Pablo Mariscal y con el secretario Ascensión López Durán en cuanto a los permisos.

Acudió a las oficinas de gobierno municipal junto con una comisión para buscar ese acercamiento. En una primera sesión que se tuvo con ellos, Montaño observó la buena disposición para arreglar el problema de los vendedores ambulantes en el Centro.

Resuelven situación

Después de una reunión con las autoridades, Bernardo Pomposo comentó que por el momento sí se darán los permisos para que trabajen en lo que resta del mes, pero que en enero los ambulantes serán sujetos a un reacomodo, lo cual prefieren que sea bien analizado porque no desean estar colocados donde no haya afluencia de personas.

Temas
  • Vendedores
  • Ambulantes
  • Centro
  • Manifestación
  • Ayuntamiento

Comentarios