Mundo

Enfermera se desmaya y al despertar descubre que le amputaron las piernas; se automedicó al pensar que tenía tos

Una mujer originaria de Reino Unido, llamada Jayne Carpenter, acudió a un hospital debido a que tenía tos persistente, al salir de las instalaciones, ella terminó sin sus dos piernas, un brazo y cuatro dedos

por Hernán Rivera

La mujer ahora busca ayuda en GoFundMe para unas prótesis de última tecnología

La mujer ahora busca ayuda en GoFundMe para unas prótesis de última tecnología Fuente: Milenio

Gales, Reino Unido.- El descenso de esta mujer comenzó en abril del 2016, cuando su salud se vio mermaba por dolores de espalda y falta de aire por solo hacer movimientos simples.

Estaba caminando con mi esposo, Rob, y Harriet, nuestra perra y empecé a sentir un dolor cuando respiraba, así que creí que era una infección pero cuando me levanté al siguiente día, estaba tosiendo un tipo de flema muy oscura y no podía respirar, lo que era raro para mí porque siempre he sido muy activa", dijo la mujer en una entrevista para la Universidad de Cardiff. 

Jayne Carpenter, de 51 años, solía trabajar como enfermera, así que al pensar que solo tenía una simple tos, decidió automedicarse, al percatarse de que los fármacos no surtían efecto, tomó la decisión de llamar a una clínica cercana.

Al momento de su llegada al hospital, los especialistas pensaron que se trataba de una neumonía, pero su condición empeoró. 

Entró en coma después de un shock séptico, sus órganos fallaron.

Al despertar de su letargo, descubrió que algunas extremidades de su cuerpo habían sido amputadas, dos piernas, un brazo y cuatro dedos, medida que tomaron los doctores para que sobreviviera.

En estos tres años he batallado mucho, pensaba que mi vida no podría mejorar más allá de lo que veía al principio. Hubo tres veces en las que estuve cerca de terminar con mi vida, ha sido horrendo", explicó la mujer al medio Daily Mail.

No puedo ponerme mi joyería, dependo de mi esposo para ponerme zapatos. eso le quita a mi feminidad. Trato de hacer lo más que puedo, pero le pido a Robert que haga mucho y él ha sido mi verdadera roca", confesó Carpenter.

Incluso en los momento más oscuros de su vida, su esposo, la apoyó en todo momento y está dispuesto a ayudarla en todo lo que sea posible.

Me casé contigo no por tus piernas o por tus brazos, si no porque te amo", dijo su esposo.

Esta nota incluye información de: Milenio

Temas

Comentarios