Mundo

Enfermo terminal suplica eutanasia y hospital cristiano despide a doctora por aceptar dársela

Un hombre que padece cáncer terminal pidió a su doctora practicarle la muerte asistida, sin embargo, el hospital cristiano en el que es atendido despidió a la especialista

por Ángela Cisneros

Cornelius 'Neil' Mahoney esperaba que su doctora pudiera practicarle la eutanasia, sin embargo, la especialista fue despedida del hospital

Cornelius 'Neil' Mahoney esperaba que su doctora pudiera practicarle la eutanasia, sin embargo, la especialista fue despedida del hospital Fuente: AP/Daily Mail

Denver, EU.- Un hospital de Colorado, descrito por sí mismo como una "organización cristiana", despidió a una veterana doctora luego de que esta se mostrara dispuesta a practicarle la eutanasia a un paciente con cáncer terminal que le pidió su ayuda para partir de este mundo de forma pacífica, ya que se enteró de que solo le quedan meses de vida.

El caso genera gran conmoción en medio del actual debate que se presenta en Estados Unidos por las Cláusulas de conciencia promovidas por la administración de Donald Trump, ley que permite a trabajadores de la salud abstenerse de proporcionar ciertos servicios si estos violan sus creencias religiosas o de conciencia.

Después de ver a su madre morir lentamente cuando él detuvo su medicación, Cornelius 'Neil' Mahoney, de 64 años, supo que quería tener la opción de terminar con su vida pacíficamente en su hogar cuando un doctor le dijo en julio que solo le quedaban meses de vida, pues fue diagnosticado con cáncer esofágico en etapa 4.

La doctora Barbara Morris, de 65 años, estaba dispuesta a ayudar al paciente en su decisión a través de la administración de medicamentos para interrumpir la vida, esto bajo la ley de muerte médicamente asistida del estado de Colorado.

La doctora Morris fue despedida luego de mostrarse dispuesta a practicarle la eutanasia a un paciente con cáncer terminal/Web MD

Sin embargo, Morris fue súbitamente despedida de Centura Health, un hospital con un sistema de salud de afiliación cristiana, por violar sus políticas en el caso de Cornelius 'Neil' Mahoney.

Tal acción desencadenó una batalla legal sobre si la ley viola la libertad de religión del hospital, y dejó al paciente pasando lo poco que le queda de vida en búsqueda de otro doctor que pueda prescribirle los medicamentos para la eutanasia.

En algunos puntos simplemente se vuelve muy abrumador", expuso Mahoney, quien trabaja en la liquidación de los asuntos de su negocio mientras lidia con síntomas de debilitación causados por el cáncer que sufre, terrible enfermedad que se ha expandido por su cuerpo.

Colorado es uno de los nueve estados que, al final de este año, permitirán a pacientes con enfermedades terminales buscar quien les prescriba medicamentos para la eutanasia.

La ley de dicho estado, promulgada por votantes en 2016, permite a las personas con un pronóstico de vida de seis meses o menos solicitar a su médico los medicamentos y tomarlos cuando ellos lo decidan.

Bajo la ley, los doctores pueden decidir si prestan su ayuda o no. Esto ofrece una específica excepción para los hospitales: Que los doctores prescriban medicamentos para ser administrados en sus instalaciones.  

La ley también indica que los profesionales de salud no pueden tomar represalias en contra de un doctor por proveer o negarse a ayudar a un paciente a obtener la medicina.

Centura Health es uno de los dos hospitales con sistema de salud de afiliación cristiana en Colorado que dicen excluirse de la ley por sus creencias religiosas, lo cual deja indefinida la posibilidad de que sus doctores participen en ese procedimiento.

La doctora Morris, quien tiene 40 años de experiencia, debido comunicar a Mahoney que no podría ayudarlo por las políticas del hospital. La doctora buscó mandar al paciente con otro doctor afiliado a otro hospital, pero el hombre tendría que volver a pasar por los exámenes como parte de un nuevo diagnóstico, lo cual Mahoney no quiere hacer.

De acuerdo con reportes, la doctora fue despedida el pasado 26 de agosto, cinco días después de que ella y Mahoney presentaran una demanda preventiva en un tribunal estatal para pedirle a un juez que traiga claridad sobre si las instalaciones médicas pueden impedir que sus empleados ayuden a pacientes con la muerte asistida en casa.

Por su parte, Centura Health describió en una carta de despido que la doctora Morris violó las políticas del hospital al “impulsar una opción moralmente inaceptable”. El sistema de salud, en declaraciones para Fox 31 Denver, dijo que defendía su postura bajo la cláusula de libertad de religión incluida en la Primera Enmienda a la Constitución de los Estados Unidos.

Morris cree que el hospital tomó represalias en su contra tras presentar la demanda, y ahora está considerando entablar una demanda separada en contra de Centura por su despido, informó The Denver Post.    

Esta nota incluye información de: Daily Mail

Temas

Comentarios