Cultura

FOTOS: Conoce la ruta de murales en Cajeme que busca combatir la violencia

Tal vez haz visto estas pinturas a lo largo de la ciudad, en puntos conflictivos que han sido escenario de actos violentos; a 3 meses de haber sido participantes de 'Se Busca un Muro', actividad realizada durante el SEBUT, conoce el significado de estos murales hechos por artistas cajemenses

por Karla Valeria Gastelum Corral

Ruta de murales en Cajeme

Ruta de murales en Cajeme

Ciudad Obregón, Sonora.- Un gran tesoro cultural está escondido en las calles de Cajeme. Una de las actividades que se realizaron durante el pasado festival SEBUT en Ciudad Obregón, fue el concurso entre artistas Se Busca un Muro, donde 8 pintores dejaron huella en el municipio con su arte y el mensaje que buscan difundir a través de ella.

Martín Gabriel, Misue Uehara, Graciela Galaz, Sandy Mendoza, Guillermo Antillón, Óscar Alan Montenegro, Karem Oriana Rodríguez y Glenda Barraza son los artistas que participaron en este concurso cuyo objetivo es la resignificación de los espacios públicos violentados, por lo que cada pintura va acompañada de un fuerte mensaje.  
 
Donde hubo balas, habrá murales

Temáticas como las diversas problemáticas sociales, el respeto a la naturaleza y un llamado a la juventud, fueron tocados en cada uno de los proyectos, que se inspiraron bajo la misma visión "donde hubo balas, habrá murales", es decir, encontrar un mensaje de paz en el que el arte, la educación y cultura son capaces de combatir la violencia.

Estos murales fueron pintados durante la cuarta edición del festival cultural Se Busca Un Teatro, organizado de manera anual por el Colectivo Independiente Punto Tres.

Cada pintura cuenta con una reflexión, cómo la sociedad va naturalizando la violencia, al grado que es común escuchar sobre la muerte de hombres, mujeres y niños, así como el descuido ambiental que emerge de forma apática en la comunidad y la sana interacción social se vuelve imposible. 

A continuación, te presentamos las pinturas y el lugar en donde pueden encontrarlas, ¿ya las viste todas? Conoce más acerca de su significado desde las palabras de sus autores.

1

Otros Mundos, Martín Gabriel

Adaptación especial de la emblemática pintura del indio pintando su raya en territorio Yaqui. Aquel personaje se muestra fuerte, erguido, altivo y retador ante la llegada de los colonizadores, evitando así, ser conquistados. Este personaje pinta su raya a las balas, como si realmente existiese ese poder físico, se muestra fuerte y retador a las balas, tanto que al tocarlas, las destruye y las convierte en mariposas.

Así nosotros también, pero como adultos, ante una situación de balas, muchas veces estamos en nuestro propio mundo, creando y recreando nuestro entorno y de pronto somos sorprendidos por detonaciones. Seguramente las balas no son para nosotros. Entonces también somos inocentes, como un niño. Encarnar la esencia de este indio y defender nuestro territorio.

No reelección y Obregón Col. Benito Juárez
2

Aislamiento, Misue Uehara

Aislarse de golpe o al compás de la poesía, ser soledad, ser abandono, ¿destierro o separación?, ser reclusión, encierro, retraimiento, incomunicación, clausura, tal vez, eso somos cuando nos sorprende el canto metálico de las balas.
Nuestra sociedad sonorense está en un punto de aislamiento de los medios, del gobierno. Nuestras muertes no salen en noticieros nacionales, no hay ley que ponga orden, los niños mueren y muero yo, entonces morimos todos.

Calle Hidalgo y Calle tlaxcala, col. Centro
3

Sololoy, Graciela Galaz

¿Cuál es el tamaño de vida de la infancia? ¿Lo que dura una visita?
A veces las visitas de la infancia son peligrosas, como los pajaritos que juegan sobre los cables de alta tensión. Sololoy nos recuerda como bregar con la intemperie, con el miedo y la extraña necesidad de inventarse amigos, refugiarse en la imaginación para no sucumbir en una ciudad dónde hay visitas poco agradables

Calle Guerrero y Calle Tlaxcala, Col. Centro
4

El silencio de las aves, Sandy Mendoza

América es el continente de las Aves, no soy un ave cualquiera, mis alas son fuertes como el viento como el calor del desierto, desierto que los ocurrentes transitan sin darse cuenta que es eso, un desierto. Aquí me tocó vivir, en estos muros, estas paredes, en estas grietas, estas raíces. Aquí dónde comienza el desierto. Antes, el canto de las aves era mucho más fuerte, hoy cualquier rumor los espanta, un rumor con plomo en las entrañas.

Calle Norte y Rodolfo Campodónico col. Matíaz méndez.
5

A veces canto mi propia paz, Guillermo Antillón

Qué somos cuando una bala interrumpe, no soy el canto de una bala, soy todos, los desaparecidos, los inquietos, los que se perdieron en el camino y los que con mi canto regresan, eso soy alguien que canta como guía una vez que todo se a devastado.

Calle Otancahui y Guerrero.
6

Catarsis, Óscar Alan Montenegro

Como pedir justicia ante la devastación, ante la emergencia. Rostros que salen de sus muros de confort, que gritan aúllan y nos rompen. Hay leyes, falta justicia, hay balas, falta unidad. Hay veces que tenemos más miedo de la autoridad, pero aún así seguimos esperando, esperar en esta ciudad, esperar en medio de las balas.

Boulevar Rodolfo Elias Calles y Calle Puebla
7

Raza Pura, Karem Oriana Rodríguez

Acentuar la cultura y nuestras raíces más allá de lo que es, por esperanza, la mujer de raíces en el desierto que da vida como la pieza clave para recordar de dónde venimos. Darle otra razón al sonorense, para creer que la tierra es nuestra, ante tanta violencia.

Calle Guerrero y Puebla colonia Centro.
8

Procesos de Sanación, Glenda Barraza

Con con cada balacera, con cada daño que sufrimos, con cada silencio obligado, respiramos todos. Que los malos recuerdos en estos muros, en estas calles, en nuestros parques desvanezcan, nuestra vida como espectador puede detenerse y se detendrá por un momento. Pasaremos un duelo, sufriremos como debemos hacerlo y gritaremos por la justicia que se nos ha arrebatado y sin embargo, pasaremos por un proceso de sanación, diferente para cada uno de nosotros pero entendiendo siempre que la vida no se detiene por nosotros ni por nadie.

Calle California y Bacame col. Villa California.
Temas

Comentarios