Seguridad

La vida tras las rejas: Saulo cambió su realidad gracias a la música

El joven privado de la libertad en el Cereso de Obregón encontró en la música la fortaleza para salir adelante y mostrarse positivo ante su situación

por Roke Arballo

Saulo aprendió a tocar el acordeón en los talleres de música que se imparten en el Cereso

Saulo aprendió a tocar el acordeón en los talleres de música que se imparten en el Cereso Fuente: Cortesía

Ciudad Obregón, Sonora.- Con una voz grave, actitud de liderazgo, y sobre todo un gran talento para componer canciones, Saulo Daniel Jara Valdez ha logrado cambiar su vida, armado con un acordeón, este hombre afronta su realidad mientras se encuentra privado de la libertad en el Cereso de Obregón.

Nostalgia Interna estrena su primera producción discográfica(Cortesía)

Nostalgia Interna estrena su primera producción discográfica | Cortesía

Cuando recibió su sentencia, Saulo creyó que pasaría esos 8 años y 9 meses en soledad, rodeado de bardas y barrotes, al principio fue así, pues era muy duro para el estar alejado de su familia.

Transcurrieron dos años, en los que literalmente no hubo mucha novedad en la vida de este hombre, hasta la llegada de ‘La Letra Escarlata’, un proyecto cultural en el que se imparten diversos talleres de música, creación literaria, danza, teatro, entre otras actividades a las personas privadas de la libertad en centros penitenciarios.

Fue en 2017, cuando Jara Valdez empezó a participar en los talleres de música,  y descubrió el gran potencial que tiene para el ámbito musical.

Rápidamente, Saulo Daniel aprendió a tocar el acordeón, y aprovechando que también participaba en los talleres de creación literaria que se imparten en el centro, aplicó sus conocimientos para componer algunas canciones.

Antes de llegar a este lugar no tenía idea de que podía cantar, fue aquí donde aprendí todo esto", expresa el joven.

Las reuniones y ensayos que este hombre tenía con sus compañeros fueron cada vez más frecuentes, y poco a poco fue naciendo una agrupación musical, a la que decidieron llamar Nostalgia Interna, haciendo alusión a su situación.

Dicho grupo, está integrado por Carlos Rubén Carrasco Vaca, quien toca la guitarra docerola, Carlos Arturo López Borbón, a cargo de la guitarra, Fidencio Aldama, quien es miembro de la Tribu Yaqui y toca el bajo y el tololoche, y Saulo Daniel Jara Valdez, acordeonista, primera voz y director del grupo, quien además se encarga del cuidado y mantenimiento de los instrumentos.

Cabe mencionar, que esta agrupación norteña es muy singular, pues está conformada unicamente por personas privadas de su libertad, además, las melodías que entonan son de su autoría.

El poder tocar música y que me vean mis hijos y mis padres me hace muy feliz, porque ahora me ven como un ejemplo a seguir y eso es muy importante para mí, me da ánimos para seguir adelante, me da fe y sé que al salir de este lugar puedo dedicarme a la música y darle el sustento a mi familia de una manera honrada”, expresa Saulo Daniel, quien afirma que se siente una nueva persona.

El hecho de que estén privados de su libertad es un golpe bajo para el autoestima y demostrar un trabajo como tener la capacidad para tocar un instrumento, estar en el escenario en el patio principal es un gran logro.

Actualmente, Saulo y los integrantes de Nostalgia Interna se sienten contentos de presentar su primera producción discográfica, la cual consta de seis melodías. Los cuatro hombres agradecen la cooperación del director del centro, y de todas aquellas personas que los han apoyado a lo largo de este tiempo.

Temas
  • Cajeme
  • Cereso
  • Obregón
  • música
  • cultura

Comentarios