Obregón

Los ratas de los solares abandonados se meten a las casas

La Dirección de Ecología indica que el 10 por ciento de los baldíos no tiene dueño que los mande limpiar

por Oneyda Álvarez

Doña Alejandrina señala el solar abandonado de donde salen los roedores

Doña Alejandrina señala el solar abandonado de donde salen los roedores Fotógrafo: Oneyda Álvarez

Ciudad Obregón, Sonora.- “La despensa de mi casa se la comen las ratas que se cuelan desde el solar de al lado, el cual está abandonado y lleno de maleza, porque el dueño no aparece”, lamenta Miguel Negrete, vecino de la colonia Sóstenes Valenzuela. 

Doña Alejandrina señala el solar abandonado de donde salen los roedores

Doña Alejandrina señala el solar abandonado de donde salen los roedores

Jaime Alfonso Martínez Ochoa, director de Ecología, da a conocer que solo el 10 por ciento de los solares baldíos abandonados son por gente que se fue a vivir a otra ciudad o cuyos propietarios ya murieron. 

Tenemos hasta el momento 500 solares baldíos y 379 casas en estado de abandono; de esas notificaciones sin domicilio se tienen 428”, informa.

“Cuando le pedimos a la gente que los limpie, sí hace caso, pero ese 10 por ciento no tiene dueño que responda para limpiar su espacio”, dice.

Ecología responde

De acuerdo con las declaraciones del encargado de Ecología, por el momento se encuentran brigadas por toda la ciudad y ya se han limpiado algunos parques con mucha maleza, como por ejemplo: en la colonia Primero de Mayo, en Los Álamos y en la Otancahui. 

“O sea que nosotros vamos a notificar en el domicilio que viene en Catastro que la gente ya no vive ahí, o se fue, o está intestado, no hay albacea y no sabemos a dónde llevar la multa”, añade.

Si nosotros nos percatamos que es un problema de salud, por la presencia de ratas, limpiamos  el baldío y el cargo por limpieza se le suma al adeudo del propietario, al  predial, y cuando este quiera vender pagará esa cantidad”, destaca.

Explica que hay personas que en un año no se presentan, entonces se limpia una vez, llueve, se vuelve a llenar de maleza y es un cuento de nunca acabar.

Cuando hay roedores, Ecología toma fotografías y manda notificación a los propietarios para que limpien, si no lo hace en 5 días, vuelven a visitarlo y a notificarle. “Hasta entonces nos metemos a los espacios para limpiarlos mandando un oficio a Salud Municipal”. 

Ciudadanos

“Es una molestia constante”, menciona la señora Alejandrina Inzunza, quien informa que nada saben de los dueños de esos solares que están muy sucios e  invadidos de ratas y ardillas.

Por la calle Morelia, entre Saltillo y Monterrey, son varias las casas que tienen el problema de roedores y que dejan huella de su paso por las cocinas, salas y patios de los hogares

Ramona Esther Miranda menciona que en su casa las ardillas escarban la tierra y le originan un cochinero que todos los días limpia. “Se meten por un callejoncito, y pues es un problema porque también vivimos con el ruido que hacen de día y de noche”, agrega.

Evitar incendios

El subcomandante de Bomberos, Roberto Yuri Castro, se une al exhorto de la Dirección de Ecología de no tirar basura a los solares, pues con los vidrios quebrados de las botellas u otras cosas de vidrio se crea el efecto lupa, lo que ocasiona que se produzca un incendio.

Temas
  • Ratas
  • Solares
  • Baldíos
  • Abandonados
  • Maleza

Comentarios