Mundo

"Mami, me quiero ir a casa": Últimas palabras de niña de 3 años a su madre antes de su sorpresiva muerte

Una pequeña de 3 años murió de sepsis a solo horas de haber sigo ingresada al hospital y ser dada de alta por tener lo que doctores pensaron era solo un virus en el estómago

por Redacción Tribuna

Harper Aitken falleció a las pocas horas de que comenzaron sus malestares

Harper Aitken falleció a las pocas horas de que comenzaron sus malestares Fuente: PA Real Life/Collect

Larbert, Escocia.- Una pequeña de 3 años murió de sepsis el día que fue dada de alta de un hospital por tener "un virus en el estómago". La niña identificada como Harper Aitken fue llevada al hospital luego de desarrollar un sarpullido, temperatura y dolor de garganta.

Luego de solo unas horas en urgencias, sus síntomas comenzaron a mejorar, por lo que doctores creyeron que solo tenía algo en el estómago. Sin embargo, la siguiente tarde, sus labios se tornaron azules y su madre Lori Mullen de 34 años, la llevó a ver a su pediatra. 

La niña fue llevada de emergencia al hospital en una ambulancia luego de colapsar en sala de espera de cirugías. Murió dos horas después.

Se despertó con fiebre una mañana y estaba muerta para la hora del té del día siguiente", dijo Mullen, madre de la menor.

Se arrancó su máscara de oxígeno y la última cosa que me dijo fue: 'Mami, no me gusta eso. Me quiero ir a casa'. Su hermano Cayden ni siquiera tuvo oportunidad de despedirse"

La pequeña y su madre, Lori Mullen

Mullen, quien está separada del padre de la menor, dijo que su hija había estado enferma con diarrea el día antes de morir. Se dio cuenta del sarpullido en su estómago y le dio miedo de que pudiera ser meningitis, por lo que llamó a una ambulancia.

El sarpullido me hizo entrar en pánico. Sabía que cada minuto contaba, pero ella aún respondía. Tomaba mucha agua por lo que doctores pensaron que era una infección urinaria", declaró.

Se deterioró demasiado rápido. Estaba incrédula. No podía creer que todo esto pasaba frente a mí", añadió.

Harper desarrolló un sarpullido rojo en la espalda y uno negro en su rostro y brazo. Doctores le dijeron a su madre que estaba gravemente enferma.

Fue puesta en un coma inducido mientras que un equipo de especialistas pasaron 45 minutos tratando de salvarle la vida. Pese a esto, fue pronunciada muerta por doctores a poco más de dos horas de ser admitida al hospital.

Esta nota incluye información de: Daily Mail

Temas

Comentarios