Jícama de agua en Morelos llega a las 18 mil toneladas

La jícama o nabo mexicano que es la raíz tuberosa comestible de la planta leguminosa que crece como enredadera

por

/x

Cuernavaca, Morelos.- La productividad de la denominada jícama de agua llegó a la fecha a las 18 mil toneladas en la entidad, con destino de ventas importantes para la República Mexicana.

La Secretaría de Desarrollo Agropecuario (Sedagro) de Morelos informó que la cosecha corresponde a las 600 hectáreas de los municipios de Xochitepec, Tlaltizapan, Tlaquiltenango y Ayala.

El rendimiento por hectárea de esta raíz es de 30 toneladas, dijo el titular de la Sedagro, Pedro Pimentel Rivas, quien abundó que la siembra de esta raíz se hace en dos periodos.

El primero, explicó, durante septiembre para obtener en noviembre la de tamaño grande o del llamado “consumo frecuente”; en tanto que el segundo es en octubre y la cosecha se da en la primera semana de diciembre, esta jícama es de tamaño menor y se conoce como “piñatera”.

Esta variante se distingue por su sabor y es más común en los mercados citadinos como uno de los productos de las piñatas, junto con las colaciones de las posadas, los tejocotes, cañas, cacahuates, limas y mandarinas, además de ser un ingrediente de platillos de la temporada.

Agregó que los destinos de venta de la jícama grande, mediana y chica, son Acapulco, Ciudad Juárez, Distrito Federal, Toluca, Guadalajara y Monterrey, a los que se vende a granel y sin lavar.

Finalmente, en el mercado interno de la entidad, agregó Pimentel Rivas, se hace la selección de los tres tamaños, se lava y guarda en arpillas de 22 kilogramos, ya que su destino es la Central de Abasto de Cuautla, y el mercado “Adolfo López Mateos” de Cuernavaca.

 

Comentarios