Astillero se niega a cerrar

Los trabajadores se sostienen con las reparaciones menores a barcos pesqueros, como en el atunero procedente de Mazatlán, Sinaloa, y con ello esperan subsistir los próximos meses

por

/x

Guaymas, Sonora.- La Industria Naval del Pacífico (INP) se niega a cerrar sus puertas luego de la adjudicación del contrato del buque atunero G-43, con el cual han reactivado la fuente de empleo, sustento de unos 45 obreros y empleados de confianza.

“Al menos hay para el pago puntual de los sueldos cada sábado, algo que difícilmente vimos durante los tres últimos años”, expresó Marco Antonio Sáenz Badilla, secretario general del Sindicato de la Industria Naval.

La empresa INP tiene millonario adeudo con los trabajadores, por concepto de sueldos, aguinaldos y otras prestaciones, por lo que no hubo más solución que emplazar a huelga, caso que lleva un abogado local.

“Si la empresa cierra, sus escasos activos van a responder por el adeudo aunque no cubren ni el 50 por ciento del gran total, pues no se ve en lo inmediato que se logre contrato alguno para seguir adelante con más trabajo”.

Agregó que el problema se podría dirimir en los próximos dos meses, ya que la Administración Portuaria Integral de Guaymas (Apiguay) requiere las 8 hectáreas donde está el astillero, superficie por la cual no se ha pagado renta en más de 12 años.

Comentarios