NAvojoa

Pese a la escasez de agua en la presa 'Adolfo Ruiz' no hay afectaciones en riegos

Ante la escasez de agua en la Presa ‘Adolfo Ruiz Cortines’, problema que genera la reducción de la superficie de siembra, al momento no hay afectaciones en los cultivos

por Álvaro Nieblas

/x

El distrito de riego del rio mayo trabaja en el mantenimiento de canales

Navojoa, Sonora.- Más de 323 campesinos del Ejido La Unión tienen asegurado el establecimiento de 3 mil 300 hectáreas, al contar con derecho a dos padrones de agua y un pozo profundo para la realización de sus labores primarias, en el Valle del Mayo.

Ante la escasez de agua en la Presa ‘Adolfo Ruiz Cortines’, el problema genera la reducción de la superficie de siembra en el Valle del Mayo, dijo el excomisariado ejidal Heliodoro Quiñónez Corral.

“La superficie cultivable es un área de 400 hectáreas fuera del distrito de riego, de las cuales 100 se trabajan con apoyo de un pozo gestionado y construido para ampliar los terrenos cultivables, mientras que el resto se complementa para beneficiar a tres ejidatarios que siembran en ese sector de la región”, afirmó.

Quiñónez Corral citó que el Ejido La Unión pertenece al Módulo de Riego 7, del cual se sirven al menos a 2 mil 900 hectáreas con agua proveniente de la presa, aprovechando los dos padrones por parcela de 10 hectáreas cada campesino.

Reconoció que una de las preocupaciones de los liderazgos ha sido impulsar la seguridad de la siembra y el trabajo de la tierra, dándole certeza a la disposición del agua y en ese sentido las gestiones han dado frutos participando en unidad por el bienestar de las familias.

Comentó que actualmente los trabajos de siembra avanzan en hortalizas, como el tomatillo, papa, frijol, entre otras, también se establecen pequeñas áreas de alfalfa que ayudan a los ganaderos a sostener sus animales en campos adjuntos a los terrenos agrícolas.

La mayor superficie es el trigo por el orden de las 2 mil 600 hectáreas, el resto se dedica a la siembra de hortalizas porque siempre habrá esa inquietud en el campesino como en los inversionistas del campo en arriesgar la inversión y generar productos que vengan a satisfacer el hambre en las mesas de la región, y buscar mayores ganancias.

Quiñónez Corral aseguró que la idea es que se tenga buenos rendimientos en este ciclo agrícola 2020- 2021 como el año anterior y que los precios de garantía los ayuden a salir adelante, al recordar que el año pasado fue tanto para cristalinos y blandos hasta los 5 mil 790 pesos.

Marco Antonio Rodríguez Gómez, quien ha ostentado por tres ocasiones la presidencia del comisariado ejidal, sostuvo que el esfuerzo de los campesinos ha sido recompensado con la certeza de siembra cada ciclo agrícola, y este año no ha sido la excepción. "Continuaremos trabajando al frente de la directiva para lograr más beneficios del ejidatario y de sus familias, a las que apoyan en todo asunto agrario como en fechas especiales", expresó el excomisariado.

Temas

Comentarios