Campo

La pesca furtiva en Guaymas amenaza a las tortugas golfinas y no hay culpables

Al menos ocho tortugas golfinas se hallaron en las inmediaciones de las playas en San Carlos; suman ya 16 en lo que va del año
domingo, 29 de noviembre de 2020 · 14:51

Guaymas, Sonora.- Un incremento en el deceso de tortugas de mar encontradas en diversos puntos de las playas, tanto de Guaymas como San Carlos se ha registrado en los últimos días, donde las autoridades no tienen ninguna denuncia ni investigación al respecto, por lo que grupos sociales se encuentran consternados.

En lo que va del año se contabilizan un total de 16 tortugas golfinas halladas con signos de violencia, de ese total sumaron ocho caparazones que fueron encontrados durante la tarde del miércoles, aun cuando está penado la extracción y asesinato de estos animales hasta con 9 años de cárcel para quienes hagan la actividad.

A pesar de ser una especie protegida por las autoridades, lo cierto es que es muy evidente cuando los animales sufren violencia y que es producto de la pesca ilegal, destacó la presidenta del Centro de Rescate, Rehabilitación e Investigación de Fauna Silvestre, Elsa Coria Galindo. “Se ve la evidencia de que fueron procesadas por alguien, no es que la tortuga muriera, se ve que los caparazones están limpios”, destacó al respecto.

Asimismo, Elsa Coria mencionó que las denuncias se realizan por parte de los residentes norteamericanos que residen en San Carlos, quienes haciendo recorridos o caminatas se dan cuenta de los caparazones o animales violentados. “Claro que preocupa porque están en peligro de extinción, más porque se han tenido reportes de su venta en restaurantes a la salida de Empalme; el producto lo ofrecen como ‘borrego’ para no ser descubiertos”.

El encargado de comunicación de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente de Sonora, Luis Arvallo, relató que en relación a la imagen que circuló en redes sociales, “me compartieron una foto, pero no se señaló la ubicación”, destacó. Además, agregó que fuera de ahí no recibimos ninguna denuncia al respecto.

En cuanto a las sanciones que pudieran registrarse, “en un rango, lo mínimo que podría pagar alguien que se dedica a estas actividades son 50 ‘Umas’ y máximo 50 mil, según la Ley General de Vida Silvestre, además de pasar hasta nueve años de prisión según el Código Penal Federal, pero depende mucho de cómo es que se realicen las acciones, así como de la gravedad”, destacando que si es reincidente, la cantidad de animales, así como si está dentro de una área natural de Sonora.

Luis Arvallo señaló que no tienen conocimiento sobre el presunto restaurante que vende de manera ilegal la especie, sin embargo dijo que quien tenga información al respecto puede llamar a los números oficiales para hacer un reporte. Comentó que quien lleva la contabilidad de reportes y seguimientos es el área de Denuncias y Quejas, donde llegan primeramente las inconformidades e inquietudes de los ciudadanos.

Más de

Comentarios