Campo

Investigación agropecuaria, el camino a la soberanía alimentaria

A pesar de los recortes, los investigadores mantienen sus trabajos para combatir los problemas que afectan al sector y poder incrementar la producción
viernes, 11 de diciembre de 2020 · 13:10

Guaymas, Sonora.- La investigación agropecuaria ha desempeñado un papel fundamental en la seguridad alimentaria y en el desarrollo agrícola al elevar la producción de la actividad para alimentar a una población en rápido crecimiento, debido al mejoramiento de cultivos en el estado y el resto del país.

Los importantes progresos en el rendimiento de los cultivos cerealeros y otros, de la ganadería y la piscicultura, han sido la contribución básica para el aumento del 80 por ciento en la producción mundial de alimentos desde mediados del decenio de 1960.

Fernando Feutcher, investigador agropecuario de Cajeme, señala que el Valle del Yaqui es conocido por ser la cuna de la ‘revolución verde’ y ser un referente en el mejoramiento de semillas para cultivos de trigo, maíz, entre otros, fortaleciendo la lucha contra la hambruna a nivel mundial. “No podemos medir la importancia que tiene la investigación en el sector agropecuario, pero no está demás decir que es vital con tan solo ver lo que se ha logrado en todo este tiempo”.

Ante esto la, revela que aunque los suministros alimentarios mundiales hayan crecido a un ritmo más rápido que la población, los problemas persistentes de pobreza y malnutrición hacen que casi el 20 por ciento de los habitantes de los países en desarrollo estén subalimentados.

Los alimentos siguen siendo inaccesibles aun cuando estén disponibles en el mercado. Para alimentar y reducir la pobreza de una población mundial que previsiblemente llegará a 8 mil 300 millones en el año 2025, y con presiones crecientes sobre la base de recursos, el mundo necesitará aumentar considerablemente la productividad agrícola.

En este sentido, con el soporte del Patronato de Investigación y Experimentación Agrícola del Estado de Sonora, investigadores de la región, mantienen el presente ciclo 2020-2021 los trabajos de investigación, validación y transferencia de tecnología.

“Como todos los ciclos agrícolas, se trabaja en más de 20 mil líneas de investigación del cultivo de trigo, tanto cereales duros como harineros, buscando obtener los mejores materiales para su reproducción y multiplicación”, detalla el organismo.

Jesús Larraguibel Artola, presidente del Pieaes, señala la importancia del trigo, es que es un cultivo alimentario más importante a nivel mundial y segundo cultivo alimentario más importante en países desarrollados después del arroz.

“El trigo además es un alimento para 2 mil 500 millones de personas pobres y proporciona el 20 por ciento de las calorías y el 20 por ciento de proteína, de ahí la importancia de la investigación que se lleva”.

El Pieaes explica que el cambio climático, tiene un gran impacto en la agricultura y costos de adaptación. Según datos de especialistas del Cimmyt, el rendimiento del trigo de riego se verá reducido alrededor de un 30 por ciento para el año del 2050, por ello la importancia de llevar una investigación. El organismo señala que a pesar de las adversidades se seguirá trabajando en mejorar la calidad del campo.

Más de

Comentarios