Campo

El 2020 fue un año sufrido para el sector agropecuario

A pesar del esfuerzo de productores, las problemáticas han afectado a esta actividad, siendo la mas grave la falta de apoyos de recursos por parte del Gobierno

por Dayane Ariel Lagarda

/x

Los productores esperan que el próximo año sea igual de difícil

Hermosillo, Sonoroa.- L os primeros meses de este año sin duda fue uno de los más claro-oscuros que ha vivido el sector agropecuario en Sonora, pues a pesar de que siguió su producción con normalidad pese a la pandemia, hubo factores que complicaron el panorama para la actividad primaria. Sequía, falta de liquidez y mercados inciertos fueron las problemáticas que acongojaron a los productores a lo largo de este 2020, ocasionando menores siembras, mortandad en los animales, retiro de productores y sobre todo pérdidas económicas significativas.

Los primeros tres meses del año los productores empezaron sus labores con normalidad, sin embargo, enfrentando un panorama un poco incierto debido a que el presupuesto para la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (Sader), era de tan solo 47.5 mil millones de pesos, lo que significaba una reducción del 30 por ciento. A pesar de ello los productores no dejaron abandonado el campo, sino todo lo contrario, se esforzaron por sacarlo adelante.

Durante febrero el sector hortícola fue el primer afectado del año a causa de las heladas que afectaron a los cultivos de todo Sonora. De acuerdo con la Asociación de Productores de Hortalizas del Yaqui y Mayo (Aphym), la tormenta invernal número 8 dañó algunos cultivos de hortalizas, al registrarse en el Valle del Yaqui durante la madrugada del miércoles temperaturas desde 0.5 a 4 grados. Antonio Gándara, presidente de Aphym, señala que las pérdidas no fueron significativas, pero “no dejan de ser pérdidas que afectan al productor y a la exportación de estos cultivos”.

Al tercer mes (marzo) de este año, la pandemia sanitaria por el COVID-19, ocasionó que las actividades productivas frenaran debido a los protocolos tomados para combatir esta enfermedad, a excepción del sector agropecuario al ser considerado una actividad esencial para la producción de alimentos en el país.

Ante esto los organismos agrícolas sacaron adelante su producción y fue el único sector que siguió aportando a la economía sonorense y nacional. Sin embargo tuvo consecuencias sobre eventos que se tenían programados como el Día del Agricultor donde se daba a conocer tanto a productores como al público en general los avances obtenidos en nuevas variedades de trigo y otros cultivos.

Álvaro R. Bours Cabrera, presidente de la Asociación de Organismos Agrícolas (Aoass), informaba que la solicitud al Gobierno Federal para que se concluya con el pago de estímulos pendientes de ciclos anteriores no tuvo una respuesta satisfactoria, que hasta el día de hoy aún no se han pagado en su totalidad. Destaca que la deuda es por mil millones de pesos. Además de esto, el trigo panificable del sur de Sonora se quedó sin mercado, dejando en incertidumbre a los agricultores.

Temas

Comentarios