Campo

Reconversión de cultivos, una estrategia favorable pero tardada

Los agricultores han buscado la forma de continuar en la actividad ante las problemáticas de todo tipo que enfrentan siembras como el trigo y maíz hoy en día
miércoles, 23 de diciembre de 2020 · 10:29

Ciudad Obregón, Sonora.- Recientemente en el Valle del Yaqui, existe la tendencia entre los productores de cambiar los cultivos, buscando mejorar la situación en el campo, ya sea por las plagas, enfermedades o para incrementar la rentabilidad en los mercados actuales. Un aspecto importante dentro de la reconversión de cultivo es que al planear la estrategia de cultivo con base en la vocación del suelo se evita su degradación, y se aprovecha mejor el agua, con la visión de crear un sector agrícola productivo y rentable que garantice la seguridad alimentaria con alto sentido social y ambiental.

Juan José López Hermosillo, jefe del Distrito de Desarrollo Rural 148 Cajeme de la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural, señala que, derivado del impulso y apoyo de las autoridades federales y estatales, para los programas de reconversión productiva, en los últimos cinco años se ha incrementado el padrón de cultivos. Detalla que, en esos cinco años agrícolas, se ha incrementado el padrón a 73 cultivos que se siembran en el Valle del Yaqui.

Explica que los cultivos que sobresalen son los cítricos como el limón, mandarina y toronja, así como nogal, vid, mango, zacates, alfalfa, aguacate, higo y pitahaya.

Sin embargo, especialistas en el tema, señalan que el cambiar de cultivo significa, esfuerzo, paciencia y sobre todo tiempo. De acuerdo con Paulo Álvarez Guerrero, productor del Valle del Yaqui, muchos agricultores de la región temen al cambio debido al tiempo que se necesita para que el nuevo se desarrolle. “Muchos no apuestan por miedo de quedar en el camino, por ejemplo lo que es cítrico, nogal, son árboles que necesitan de años para poder madurar y empezar a dar una rentabilidad al productor”, comentó.

A su vez, Ramón González Espinoza, productor de mango en Cajeme, expresa que apenas tiene 6 años cultivando este fruto, donde ha aprendido. “A través de los años hemos innovado y aprendido de lo que se necesita para producir el mango de la variedad Keith”. Manifiesta que es un cultivo difícil debido a que las condiciones no son del todo adecuadas para el cultivo, sin embargo, estos obstáculos no son motivo para frenar su producción.

“Es un cultivo de zonas tropicales y es difícil adaptarlo en un desierto, pero se puede con tiempo y dedicación”, mencionó. El productor agrega que tuvo que esperar tiempo para ver ganancias de lo invertido durante el periodo de desarrollo, pues el árbol no crece de un día para otro. “Es tardado, si, pero cuando empiezas a ver los resultados vale totalmente la pena el sacrificio”, finalizó.

Más de

Comentarios