Campo

Productores del Valle del Yaqui han dado inicio a la cosecha del tomate

Los horticultores del Valle del Yaqui pronostican una buena cosecha que apoye en los mercados, con una producción de 120 toneladas por hectárea

por Dayane Ariel Lagarda

/x

Esperan que el tema del dumping no sea un impedimento en la exportación

Ciudad Obregón, Sonora.- Ha dado inicio la cosecha en el Valle del Yaqui, de uno de los cultivos que se ha visto en medio de la polémica en los últimos años, el tomate; el cual prevé una gran mano de obra y derrama económica en la región. En el presente ciclo 20-21, se estableció una superficie de alrededor de 250 hectáreas, en las cuales estiman un volumen de producción de 120 toneladas por hectárea. Al momento el cultivo de tomate de las variedades cherry, campari y grey, registra muy buen desarrollo fenológico, en la semana iniciarán las primeras cosechas de especialidades.

Para el ciclo de tomate bola y salades, se espera lograr una producción de poco más de 300 mil toneladas, las cuales en su mayoría se comercializan en los Estados Unidos, aunque el mercado es incierto por la enfermedad del COVID-19, donde no existe mucho consumo.

Manuel Antonio Cázares Castro, presidente del Sistema Producto Tomate en Sonora, comenta que hasta ahora el cultivo de tomate de especialidades registra buen precio, ya que no hay oferta del mismo, fluctuando entre 18 y 20 dólares la caja de 18 libras y se espera que esos montos se mantengan para el arranque de las primeras cosechas.

Agrega que a nivel local, derivado de la escasa oferta del producto, se eleva el precio en supermercados y fruterías de la localidad. “En las presentes semanas se disparó sobre todo el precio del tomate bola y salades a un cien por ciento de la semana anterior. La caja de tomate se encontraba en 180 pesos y en la actual se elevó a 350 pesos por caja de 25 kilos, además el kilo de 18 y 20 pesos se elevó a 36 pesos”, mencionó el productor.

Cázares Castro, explica que en el presente ciclo, se tuvieron una serie de dificultades por el exceso de calor en el verano y lo que va del otoño, presentándose problemas de cuaje y abortos de algunas plantas, pero la situación mejoró conforme avanzó el ciclo vegetativo de la planta.

En los últimos dos años, el tomate ha estado en el ‘ojo del huracán’, debido a que los productores de Florida han acusado a los nacionales de vender por debajo del precio establecido (dumping), lo que ocasiona, principalmente, a la competencia desleal, por lo que buscaban establecer un arancel a este producto en la exportación.

Sin embargo, los productores sonorenses ya habían firmado un acuerdo el 19 de septiembre de 2019, con lo que pudieron seguir con normalidad, de acuerdo con la Asociación de Horticultores del Valle del Yaqui y Mayo (Aphym).

Al respecto, Antonio Gándara González, presidente de Aphym, expresa que en este próximo año se prevé que las exportaciones continúen con la normalidad debida, a no ser que los productores de Florida intenten frenar nuevamente este producto.

“Es algo que no les conviene, la misma ciudadanía de Estados Unidos, pide nuestro tomate”, aseguró. Gándara González revela que al cierre de la temporada pasada tuvieron resultados muy favorables, debido a que los mercados estuvieron muy activos por la demanda en Estados Unidos creando el balance para obtener buenos resultados.

Agrega que la tensión existe y no bajan la guardia, y es por eso que como productores de esta hortaliza se encargarán de hacer todo lo que es correcto para que el tomate y su exportación no se vea afectada en esta temporada, cumpliendo con las expectativas planeadas.

Temas

Comentarios