Campo

Acuacultores y pescadores piden la exclusión del camarón en el tratado con Ecuador

Las principales razones en las que basan su posición se enmarcan en aspectos de asimetrías económicas, climáticas, de vigilancia epidemiológica y control sanitario que existen entre México y Ecuador

por Dayane Ariel Lagarda

/x

Ciudad Obregón, Sonora.- Miguel Ángel Castro Cossío, representante de los acuacultores, señala que están a la espera de la intervención del presidente de México Andrés Manuel López Obrador a favor de los productores nacionales de camarón, en relación con el Tratado de Libre Comercio, entre Ecuador y México, donde la nación estaría importando el 'oro rosado', lo cual sería catastrófico para los acuacultores de la localidad.

El posicionamiento de los productores es que el camarón, en cualquiera de sus presentaciones, quede excluido del citado acuerdo bilateral.

El líder acuacultor comenta que las asimetrías económicas son relativas a que los productores ecuatorianos tienen costos de producción considerablemente más bajos que México, en primera instancia, derivado del costo de energéticos, ya que gran parte de las instalaciones acuícolas ecuatorianas, contrario a México, operan con electricidad y aquellas que no cuentan con dicha fuente de energía, operan con diésel a un costo de cinco pesos en moneda nacional por litro mientras que, en México se paga a 21 pesos, así mismo las postlarvas (semillas), en Ecuador tienen un precio de 45 pesos mexicanos el millar y en nuestro país tiene un costo de 100 pesos por millar.

Por otro lado, Juan Alonso Urías Bórquez, presidente de los acuacultores de Sonora, explica que las asimetrías climáticas son simples de describir, pero de efectos profundos en lo referente a la producción del crustáceo.

Expresa que Ecuador cuenta con condiciones climáticas idóneas para la producción, ya que la temperatura superficial del agua marina costera de Ecuador oscila entre los 26°C y los 34°C mientras que, en las zonas productoras de camarón en México, las temperaturas llegan a bajar hasta los 14°C en invierno y hasta los 36°C en verano.

Esta condición climática permite que los productores ecuatorianos produzcan todo el año pudiendo realizar hasta cuatro ciclos de cultivo, mientras que en México, solo puede realizar dos ciclos de cultivo”.

Argumenta que en México la producción de camarón por acuicultura está cerrando cifras 2019 en 165 mil toneladas, las cuales, de no hacerse valer nuestro posicionamiento, se dejarían de producir, ya que sería imposible competir con Ecuador.

Lo anterior representaría en México el impacto económico sería de al menos mil 966 millones de dólares estadounidenses y un impacto social de pérdida de 300 mil empleos directos más 2 millones de empleos indirectos, sin considerar el personal que es empleado en las áreas de producción de alimento balanceado acuícola.

Sería un golpe duro para la autosuficiencia alimentaria".

Temas

Comentarios