Campo

Investigadores buscan atender los problemas del sector agrícola en Sonora

En el Valle del Yaqui, el mejoramiento genético de semillas es una opción para contrarrestar los efectos del cambio climático 
 

por Guillermo Ochoa

Científicos verifican los cultivos(Internet)

Científicos verifican los cultivos | Internet

Ciudad Obregón, Sonora.- Debido a los fenómenos meteorológicos que son cada vez más agresivos, el poco rendimiento en la cosecha y las plagas o enfermedades, el Valle del Yaqui está en el escenario perfecto, para la investigación de mejora genéticamente en las semillas y también establecer programas para aumentar la productividad del sector.

Actualmente en el Instituto Nacional de Investigaciones Forestales, Agrícolas y Pecuarias (Inifap), tienen diversos programas de investigación como el de las tecnologías para la producción de cártamos, girasol, soya, trigo, maíz y frijol para mejorar los cultivos. Aunque para este año la investigación podría estar en gran riesgo, debido a la disminución del presupuesto por parte de la Sader.

Marco Antonio Carreón director del Centro de Investigación Regional del Noroeste (Cirno), menciona que además se tienen programas de riego y mejoras de suelo en un huertos frutícolas del Valle del Mayo, entre otros más. 

En el ciclo 2017-2018 se generaron siete proyectos fundamentalmente de trigo, cártamo, cebada, para ver la oportunidad de comportamiento, cuestiones de soya, también sobre insumos de nutrición vegetal, transferencia de tecnología para incrementar el rendimiento de la nuez, y agricultura orgánica”, comenta el investigador. 

En la región noroeste, el Ceneb cuenta con 140 hectáreas que están en convenio con el Patronato para realizar las mencionadas investigaciones.

Gracias a tres fuentes de ingresos, como lo son los recursos federales, los externos que se logran por medio de convocatorias de fondos mixtos y a través de los Gobiernos, y además los de contratos de servicio, donde participan las empresas particulares, se pueden conseguir estos programas”, menciona. 

De igual manera, explica que en la región el componente del total del presupuesto está en un 50 por ciento de recurso fiscal y 50 por ciento externo que es el que se busca a través de los diferentes esquemas.

Por su parte Bram Govaerts, director del Centro Internacional de Mejoramiento de Maíz y Trigo (Cimmyt) en Sinaloa, menciona que el sur de Sonora y Sinaloa podrían ser los más afectados por el cambio climático en las próximas décadas, perdiendo hasta un 20 por ciento de sus cultivos si no se apoya la investigación.

Nosotros como investigadores estamos centrados en crear diversos sistemas de mejoramiento de razas de los diferentes cultivos que se siembran en el sur, que sean resistentes a efectos adversos del cambio climático, pero también a las plagas”, afirma Govaerts.

Añade que el cambio climático está provocando una mayor presencia de insectos, así como de bacterias y otras enfermedades que dañan los granos.

Temas

Comentarios