Ciencia y Tecnología

¿Las estrellas ayudan a combatir el cáncer? Así funciona la astronomía en la medicina

Un reciente estudio utilizó una nueva técnica para mapear y predecir el crecimiento de cáncer de piel con ayuda de algoritmos de astronomía
viernes, 11 de junio de 2021 · 17:39

Baltimore, Estados Unidos.- En la Universidad Johns Hopkins, patólogos y astrónomos colaboraron para desarrollar AstroPath, un innovador programa con algoritmos de mapeo de objetos celestes que es utilizado para identificar y predecir melanomas, el tipo de cáncer de piel más grave que existe.

Da clic aquí y descubre más información de Tribuna Sonora en nuestra página de Google News

La doctora Janis Taube, directora de la División de Dermatopatología y catedrática de Dermatología junto a Alexander S. Szalay, doctor y profesor distinguido de física, astronomía e informática presentaron este viernes 11 de junio su investigación sobre "El análisis de imágenes multiespectrales con la plataforma AstroPath".

Ambos compartieron cómo se están sentando las bases para el descubrimiento rápido y eficiente de biomarcadores.

Dr. Janis Taube
Dr. Janis Taube
Alexander S. Szalay
Dr. Alexander S. Szalay

El trabajo pionero, que es parte de la colaboración en curso entre Akoya y la Universidad Johns Hopkins, podría tener aplicaciones potenciales en otros tipos de tumores", publicó Science este viernes 11 de junio.

Los biomarcadores son factores que tienen el potencial de identificar a las personas que tienen más probabilidades de beneficiarse del tratamiento contra el cáncer y mejorar la eficacia de la inmunoterapia.

Lamentablemente a la fecha hay una escasez de biomarcadores precisos que puedan predecir eficazmente los resultados, en especial a largo plazo. 

En el tipo de cáncer melanoma, este problema es mayor porque no existen pruebas predictivas aprobadas por la FDA (La Administración de Medicamentos y Alimentos de los Estados Unidos) para determinar si los inhibidores del punto de control anti-PD-1, un tipo de inmunoterapia contra el cáncer, serán efectivos en un paciente o no.

Por fortuna las cosas parecen cambiar con la nueva tecnología de Ayoka Bioscience. Aunque el camino no fue sencillo, al iniciar la investigación, Taube no imaginaba que utilizaría la astronomía para sus estudios. 

En la investigación, la catedrática se encontró con un grave problema. Al estudiar un tumor se evalúan de cinco a diez "campos" que es como se refieren al área microscópica de la piel, pero un tumor en realidad suele tener más de mil campos. Se estaba dejando mucha información de fuera.

Es realmente un problema de uso de tiempo y datos. Para mapear todo el tumor se necesitan más de 1000 campos y más de 300 GB de espacio en disco", dijo Taube.

Cuando la profesora se encontró con problemas relacionados con información de tanto peso, recurrieron al Dr. Szalay, quien, por su trabajo en astronomía, tiene una gran experiencia con grandes conjuntos de datos.

El Dr. Szalay trabajó con Johns Hopkins trabajando en la parte de Big Data, en el proyecto del Sloan Digital Sky Survey trabajando la parte de crear un mapa de la distribución de galaxias del cielo del norte.

El resultado fue una base de datos disponible públicamente llamada 'Skyserver', que permitió la navegación visual de todos los datos espaciales.

En el Webinar 'Astronomy Meets Pathology' ('La astronomía se encuentra con la patología' en español), se dijo: "Las estrellas y las galaxias pueden equipararse a las células en patología. En astronomía, la adquisición de datos se realiza a través de técnicas como la fotometría multicolor y la segmentación de imágenes, con un fuerte énfasis en la localidad y las relaciones espaciales. Esto es similar a la patología, donde el objetivo es comprender el microambiente del tumor".

 

Fuentes: Ayoka Bioscience, Science

Comentarios