Urgente educación actoral en México: Edgar Ceballos

El investigador Edgar Ceballos publicó su libro de 443 páginas ‘Técnicas de la Actuación’

por

/x

México, DF.- Dirigido a aquellos que estén interesados en el arte escénico y ante la “urgentísima” necesidad que hay de un documento en la materia, el investigador, dramaturgo, director y editor Edgar Ceballos publicó ‘Técnicas de Actuación’.

En entrevista, el también catedrático en la materia explicó que hay una urgencia de este tipo de libros si se tiene en cuenta que México ha tenido grandes maestros, muchos de ellos llegados al País de Europa, sobre todo en las décadas de los años 50 a 70.Al respecto, en el volumen de 443 páginas, editado por Escenología, se mencionan nombres como Fernando Wagner, André Moreau, Seki Sano, Charles Rooner, Dimitrios Sarrás, Héctor Azar, Héctor Mendoza, Julio Castillo, Luis de Tavira y Juan José Gurrola.

Se trata de maestros de “primerísimo nivel”, lo que significa que hubo una enorme cantidad de formas de entender cómo hacer teatro, de dirigir, de actuar, acotó el también autor de títulos como ‘Diccionario mexicano de teatro’, ‘Principios de dirección escénica’ y ‘Principios de construcción dramática’.

Pero con el tiempo esos maestros de la actuación fueron desapareciendo, y la cátedra sufrió una ruptura, se perdió la calidad que se tuvo; ahora dan clase los jóvenes que acaban de egresar de las escuelas.

Lo anterior significa que sus clases de actuación son de “oídas”, lo que escucharon de otros maestros que les enseñaron, pero que también aprendieron de la misma forma; no hubo una continuidad de la calidad que se tuvo hasta los años 70 del siglo pasado, dijo.

Por ello era urgente hacer una recopilación de ese legado, pero también de conocer todo el antecedente que tenía, anotó al explicar que el maestro de teatro apareció al mismo tiempo que el arte escénico, cuando el coreuta de la Grecia Clásica explicaba como pararse y moverse sobre el escenario, hablar, hacer lo necesario para emocionar al público, subrayó.

Entonces, en este libro se recopilan estas técnicas actorales, desde los griegos, los romanos, la Edad Media, que es cuando resurge el teatro; el Renacimiento, época en la que se da lo que se conoce en la actualidad sobre el teatro y todo lo que le concierne, dijo.

En esta etapa de la historia surgen dos formas de teatro: El de la Comedia del Arte, en el que se apuesta por una técnica actoral más basada en el cuerpo, a la voz, y la Comedia Erudita, en la que el actor lo único que tiene que hacer es memorizar un texto y fingir emociones, precisó.

Son las técnicas que conocemos en la actualidad, si bien la segunda la entendemos actualmente “muy manoseada”, porque recordar a la abuelita muerta para provocar emociones es falso, autoengaño, afirmó Ceballos.

Lo que se requiere es una educación del cuerpo muy refinada, continuó al hacer un paralelismo con el trabajo de un equilibrista, quien con mucha práctica “cuenta una historia” al espectador: Pasar de un lado a otro de la barra o la cuerda provocando emociones a lo largo del camino.

Pero todo está ensayado, y las veces que parece que va a caer es fingido mediante una técnica desarrollada para provocar sensaciones, puntualizó. Es lo mismo que debe hacer un buen actor.

Y esto no es otra cosa que, en el caso de las técnicas de actuación, “un conocimiento perfecto del cuerpo, y para esto les damos este libro. Si no hay maestros, si los grandes ya desaparecieron” está la publicación, para que los actores conozcan lo que ha habido desde la época antigua y en especial en México.

 

Comentarios