Cultura

Salud mental: Arteterapia para descubrirse a uno mismo

Cuando se unen el arte y la terapia se pueden lograr cambios a nivel personal como identificar necesidades físicas y emocionales, que a la larga beneficia a comunidades enteras

por Karla Gastelum

/x

Cajeme.- Los campus de Itson ubicados en Ciudad Obregón son los únicos establecimientos de la universidad en el estado de Sonora que tienen Arteterapia, como parte de la licenciatura de Gestión y Desarrollo de las Artes.

Según la Secretaría de Salud, los diagnósticos más comunes en materia de salud mental en la población son depresión, trastorno de ansiedad, autismo y trastornos de conducta alimenticia. Para cada una de estas condiciones aplica el tratamiento.

Una de las acciones que tomará la OMS durante los próximos meses y años, es el apoyo psicosocial en materia de salud mental, pues la demanda aumentará considerablemente tras la cuarentena, con la que se vivieron desempleos, pérdida de familiares, aislamiento, entre otros factores que afectan el estado de ánimo de una persona.

El equipo de arte terapeutas asegura que el principal motivo por el que ingresan las personas al taller es la curiosidad

 

  • Beneficio

Con el arte terapia se tratan de solucionar algunas de las problemáticas que hay en la sociedad, referente a los temas de salud mental pero también atender la parte académica, social, individual y tratar de entender todas aquellas cosas que a las personas no las dejan avanzar, como problemas personales”, dice Grace Marlene Rojas Borboa, coordinadora de los talleres de Arteterapia en el Instituto Tecnológico de Sonora.

Con Grace colaboran dos egresados de Itson, Ximena Tolosa, quien trabaja principalmente con estudiantes universitarios impartiendo cursos de preparación para talleristas, así como Luis Peña, quien desde hace 3 años se desempeña como arte terapeuta. Los jóvenes resolvieron algunas de las dudas principales que se plantean en torno al tema: ¿Quiénes pueden tomar el taller de arteterapia? ¿Cuáles son los motivos más frecuentes por los que las personas acuden a la institución? ¿Se necesita ser artista para practicar arte terapia?.

  • Instructores y participantes

Muchas personas entran con la idea de que iban a hacer manualidades o aprender técnicas de artes plásticas. Entran buscando algo, encuentran otra cosa y al final descubren el beneficio de manera personal”, cuenta Ximena sobre los principales motivos por los que llegan los interesados a los talleres.

Esto puede ser confirmado por Elizabeth Peralta, una de las asistentes de los talleres de arteterapia, que explicó para TRIBUNA la iniciativa que la llevó a formar parte del curso.

Tomé el taller pensando que era arte la mayor parte, pero en realidad es mostrarte a través del arte, abrirte ante un grupo de personas que están teniendo la misma experiencia, pero que todos hemos vivido cosas diferentes, vemos lo que es importante para los demás, lo que les gusta, lo que sienten, lo que más les duele, y lo que más disfrutan de la vida”.

Por su parte, Luis Peña añade que la preparación del instructor es esencial, pues no se trata solo de dirigirse a una clase siendo un artista.

Siempre es recomendable que esté una persona con capacidad al frente, que sepa llevar la sesión y pueda manejar los momentos que se viven durante una intervención; se pueden hacer grupales o individuales”, dice el egresado que tiene ya 3 años participando en el proyecto.

Paulina Flores, otra beneficiada del taller de arte terapia, contextualizó y explicó los detalles que habrían sido más de su agrado: “

Me gustó formar parte de un grupo en donde todos compartimos de forma libre el cómo nos sentíamos en cada sesión. Se tocaron temas en donde logramos reflexionar sobre cómo nos sentíamos en nuestro en torno, experiencias pasadas, planes y aspiraciones. ¿Por qué me levanto cada día? y qué es lo que nos estresa”.

Asimismo, Ana Hermosillo, otra participante del taller, contó su experiencia practicando arteterapia.  

Puedo decir que el taller de arte terapia ayudó muchísimo en mi vida, además de bajar mi nivel de estrés, me ayudó a conocerme a mí misma, y entender realmente qué estaba sintiendo en esos momentos y de una u otra forma trabajar y ser una mejor persona. Me di cuenta que batallo mucho para expresar mis sentimientos y esta forma de terapia me ayudó a desenvolverme y poder expresarlos, lo recomiendo ampliamente”.

Nosotros en el sentido terapéutico, no buscamos una técnica ni nada, no buscamos al mejor bailarín, mejor pintor o algo, nos interesa el proceso de cómo se crea siendo usuario”, dio a conocer Peña.

Temas

Comentarios