Cultura

Desarrolladores de videojuegos emprenden tras perder su beca Conacyt

En plena extinción de fideicomisos, un grupo de emprendedores desarrolló su alternativa para superar la falta de apoyo económico

por Karla Gastelum

/x

Veracruz.- Tras la cancelación de las becas Conacyt a nivel federal y la pérdida de 98 millones de pesos en Sonora, un considerable grupo de artistas, estudiantes y creadores quedaron en la incertidumbre por perder un importante recurso económico para el desarrollo de sus proyectos. Tal fue el caso de Luis Martínez y sus amigos, que decidieron enfrentar la adversidad al emprender con el videojuego El Chapo: The Game.

El desarrollador de videojuegos originario de Veracruz, se asoció con Luis, Juan, Enrique, Caro, María, José, Juan Manuel y Sergio para crear Mexican Dev Lab. En entrevista con TRIBUNA, Martínez habla de la polémica que existe detrás de El Chapo: The Game.

Mientras jugaban 30 minutos a 3 mil horas, surgió la idea de este proyecto. El juego plantea una serie de retos de habilidad mental y lógica para que el usuario se divierta mientras desarrolla el pensamiento cognitivo.

Luis Martínez intuye que con el periodo de aislamiento los usuarios van a optar más por entretenerse a través de las pantallas de celular, tablet o televisión, y que la época potencial de mercado (del videojuego) va de la mano junto con el confinamiento.

El desarrollador ha recibido todo tipo de comentarios por su trabajo, en especial el ímpetu emprendedor con el que destacó entre su comunidad académica, ya que la idea es aprovechar la adversidad del distanciamiento de una manera rentable.

¿Por qué se hizo con este nombre? 'El Chapo' es un nombre googleado aproximadamente en 162 países, entre 60 y 80 por ciento de las ocasiones", dijeron los creadores del proyecto.

Basándose en el nombre, utilizaron el mismo para relacionarlo directamente en su propaganda.

Por su parte, el pasado 2 de octubre, académicos de la UNAM y otros afectados por los recortes siguen exigiendo soluciones y que no se extingan los fideicomisos que han jugado un importante papel en el desarrollo de la cultura, el deporte, las ciencias, tecnologías y otras áreas.

Amanda de la Garza, directora del Museo Universitario de Arte Contemporáneo y Jorge Volpi, coordinador de Difusión Cultural de la UNAM, son dos de los muchos integrantes de la comunidad que dirigieron una carta a la Cámara de Diputados expresando su desacuerdo ante la extinción de 109 fideicomisos.

Ante esta situación, el grupo de jóvenes decidió lanzar su videojuego y han recuperado el capital satisfactoriamente pero en cuanto a su monetización, los resultados siguen pendientes. Durante los primeros tres días, solo en Play Store de Android, se han hecho 1500 descargas.

Se trata que el personaje tiene que recolectar monedas para ir al siguiente nivel. En el siguiente nivel, tiene que manejar una avioneta, evadiendo obstáculos; en el tercer nivel, se traslada del avión a un automóvil en la Ciudad de México, en el cual se evaden distintos obstáculos. Al principio, esto se pensó como un juego más relacionado a las armas de fuego y se terminó desarrollando de manera estimulante a habilidades cognitivas y que además cuenta con buenas gráficas”, explica Martínez.

A principios de 2020 se dio a conocer el congelamiento de recursos federales del Capítulo 4000 por parte de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, artículo que es utilizado no solo para el pago de becas, sino también para el de asistentes de investigación y jóvenes realizando su servicio social.

Cabe mencionar que aunque el videojuego ha logrado llegar a una gran audiencia de medios de comunicación dedicados a la cultura y educación, Conacyt o agrupaciones del mismo fin no se han pronunciado con los estudiantes para hablar del proyecto, con el cual buscan sobrellevar la crisis económica, mientras que la votación programada para el pasado jueves 1 de octubre se aplazó, acción lograda por los manifestantes de la UNAM.

Temas

Comentarios