Cultura

'Artesanías por despensa' se lee por todas las calles

por Karla Gastelum

/x

La crisis se ha esparcido por todo el mundo y Sonora no es la excepción. Un grupo de artesanos procedentes de una comunidad llamada San Andrés Montaño del estado de Oaxaca, se enfrenta a la adversidad ahora que no pueden salir a trabajar ni salir del estado en busca de los insumos.

En las redes sociales circula una fotografía de mujeres detrás de sombreros de palma que sostienen un letrero en el que se lee “Cambio por despensa”. Se trata de la familia de Karla Yesica Salazar Martínez, quienes buscan salir adelante en medio de la adversidad.   

Trabajo desde casa
La situación laboral de las artesanas se ha complicado debido a la presencia del COVID-19, ya que las ventas disminuyeron y de momento se quedaron sin recursos para elaborar sus productos. 

“Comenzamos a hacer cambio de artesanía por despensa, nosotros hacemos bolsas de palma, de yute, canastos, penates, manteles, tortilleros, pulseritas y alebrijes de cáscara de coco (entre otras cosas)”, comenta la artesana.

Los oaxaqueños radican desde hace ya varios años en Hermosillo, Sonora, haciendo vueltas ocasionales a su lugar de origen cada cierto tiempo, sin embargo, moverse de lugar ahora tampoco es una opción:

“Tenemos personas de la tercera edad, con diabetes y niños”.

Asegura Karla, por lo cual no quisiera exponer a sus familiares, así como a otras familias de artesanos. 
En total son 32 familias de artesanos que se alojan en su mayoría en la colonia Café Combate, las cuales se enfrentan a las mismas dificultades:

“Ahorita la verdad está muy lenta la situación, como somos varios que están aquí en Hermosillo y vivimos del trabajo… no nos pueden apoyar a todos”, menciona la artesana.

Debido a que está prohibido salir y por el mismo resguardo de su salud, la familia ha optado por quedarse en casa y vender sus productos en la banqueta. La oaxaqueña de 25 años desea lograr que su mensaje sea escuchado y atendido, mientras ellos trabajan día a día para salir adelante.
 

Entre los productos más elaborados de la familia de Karla se encuentran las blusas bordadas, a las artesanas les toma de 3 a 4 días terminarla, de la misma forma las bolsas y canastos. 

Comentarios