Cultura

Los Macurawe danzan en resistencia: El antropólogo Alejandro Aguilar dice que "Presa Pilares y narcotráfico" atentan contra la etnia

El antropólogo e investigador del INAH Sonora, Alejandro Aguilar Zeleny señala:"Así como traen El Plan de Justicia Yaqui lo mismo deberían hacer con los guarijíos".

por Gema Villela

/x

Hermosillo, Sonora.-Para el antropólogo del INAH Sonora, Alejandro Aguilar Zeleny, la actual administración del gobierno federal debería “escuchar y dialogar” con la etnia Macurawe y con sus gobernantes legítimos porque tienen mucho que decir sobre la amenaza que representa la presa Los Pilares para su pueblo, cultura y territorio.

El también investigador ha estudiado durante 30 años los pueblos originarios de Sonora y en diciembre publicó el libro Memoria Macurawe. Páginas para la historia del pueblo macurawe (guarijío) de Sonora en conjunto con Gildardo Buitimea Romero con la Dirección de Culturas Populares, con el que tratan de recuperar y devolver la historia de este pueblo.

En entrevista con TRIBUNA habló del seguimiento histórico y socio-cultural que ha dado a la etnia.

 

El investigador dijo que el proyecto de la presa amenaza la cultura, territorio y biodiversidad, porque aunque el proyecto de Los Pilares ha ido cambiando con los años, "nunca ha tomado en cuenta a la etnia". Alejandro Aguilar hace el recuento de que de inicio el proyecto “no cumplió con realizar la consulta previa libre, previa e informada”, que el manifiesto de impacto ambiental contaba con información errónea del lugar y afecta la infraestructura de los propios Macurawe como caminos, puentes y zonas de siembra, así como el patrimonio inmaterial que es el Río Mayo.

Así como traen El Plan de Justicia Yaqui lo mismo deberían hacer con los guarijíos", dijo Aguilar.

Y es que los Macurawe también traen un rezago histórico y olvido por parte de los gobiernos estatal y federal. El investigador también menciona como factores que afectan a la etnia con este proyecto, los presuntos beneficios económicos y partidistas por parte del PRI y las empresas mineras. Es por esto que considera que el presidente Andrés Manuel López Obrador debe hablar con los líderes que representan al pueblo.

Gráfico hecho por TRIBUNA con información del INPI
Leyenda

El territorio original de los Macurawe se ubica en la Sierra Madre Occidental, en un área que comprende parte del sureste de Sonora, así como una porción del suroeste de Chihuahua. Ellos ya habitaban estas tierras hace cuatro mil años, sembraban maíz y frijol, recolectaban y cazaban. Pero con la llegada de los españoles inició su resistencia.

El antropólogo señala que todos “nos deslumbramos” con la belleza arquitectónica de Álamos, pero cuestiona:

¿Quién acarreó cada piedra y extrajo la plata de las minas?”, reconociendo su trabajo de mano de obra que ayudó al desarrollo de la ciudad que una vez fuera la capital del estado.

El investigador narra que en un enfrentamiento, murieron dos jesuitas y los españoles temían de los Macurawe por lo que los hicieron “replegar a Chihuahua”. Eso sería la primera vez que los hicieron abandonar parte de su territorio original. Y luego con la llegada de la familia Enriquez de Sinaloa en el siglo XIX, los caciques que los mantuvieron trabajando en sus tierras.

Después, fue en los años 30 con la guerrilla y en los 60 y 70 los Macurawe seguían "ocultos". Todavía se les pagaba en especie y eran explotados. Fue hasta 1980, que fueron con el entonces presidente de la República, Luis Echeverría para que se les reconociera su derecho al territorio. De acuerdo al investigador, el líder José Zazueta, quien había sido encarcelado por su lucha, llamó a ese período ‘La cuenta nueva’, ya que el reconocimiento a su territorio consistía en dotación ejidal y con ello se veía una oportunidad de desarrollo para el pueblo.

Aguilar señala que “las esperanzas de nuevas oportunidades” también se ven afectadas por el narcotráfico de grupos de Sinaloa, quienes empezaron con marihuana, después con el tráfico de cocaína y siembra de amapola. La juventud Macurawe se ve expuesta a a ser reclutada en el narco, por todo esto dijo que se requiere un "fuerte replanteamiento en las políticas étnicas".

Temas

Comentarios