Cultura

En Navojoa el Patrimonio cultural está en el olvido

Difusión de eventos, uso de TIC's y financiamiento para la educación artística son las necesidades culturales en Navojoa de acuerdo al músico Carlos Hollman y el gestor cultural, Pedro Preciado

por Karla Gastelum

/x

Navojoa, Sonora.-Durante el último año, la cultura y las artes se han enfrentado a grandes retos en todo el mundo, pero es importante rescatar lo bueno en tiempos difíciles, como los avances de la materia. Además, identificar las necesidades y áreas de oportunidad para mejorar el desarrollo de esta.

Este día es el Informe de Gobierno del H. Ayuntamiento de Navojoa y el gestor cultural Pedro Preciado y el músico Carlos Hollman hablan desde su perspectiva para describir la situación artística y cultural que se vive en la región del Mayo.

Navojoa siempre se ha caracterizado por tener mucho talento musical, aunque hay artistas para todas las disciplinas… es una cuna de músicos”, contextualiza Hollman, director de la Academia de Música Hollman.

El músico con 25 años de experiencia explica que en Navojoa, si bien es cierto que en la ciudad se realizan programas como los Domingos Culturales en la Plaza 5 de Mayo, donde artistas regionales y de la localidad se presentan al público, es necesario mejorar otros aspectos de la promoción y el fomento a las artes.

En la música muchas veces es difícil que se obtengan apoyos que fomenten el aprendizaje. A veces las instituciones educativas no le dan la importancia debida a lo que son las materias de arte. La tienen como una materia de relajación, hace falta que le den mayor importancia”, señala Hollman.

El artista refiere que la falta de apoyo tiene que ver con la cultura de los ciudadanos con respecto a la asistencia de eventos artísticos:

Falta que la ciudadanía se dé el tiempo de ir a ver estas actividades; muchas veces las personas dicen ‘aquí no pasa nada’ y cuando pasa algo los artistas piensan ‘es que nadie viene’ y se convierte en un ciclo".

Entre los programas y eventos que Hollman predice que se mencionarán en el informe de su localidad se encuentran las actividades del grupo de teatro Cuarta Pared, su participación en el FAOT, los Domingos Culturales y las clases de música en el Instituto Nacional de Bellas Artes de Navojoa.

De la misma forma, espera que se trabaje en nuevos proyectos y alternativas para resolver el problema de las infravaloradas expresiones artísticas.

Si todos tuviéramos una formación artística integral que nos permita avanzar en nuestro desarrollo personal y nos permita manifestarnos a través de ese lenguaje, creo que tendríamos “En la música muchas veces es difícil que se obtengan apoyos que fomenten el aprendizaje. A veces las instituciones educativas no perfiles más abiertos y conscientes, pero tenemos que hacerlo desde preescolar hasta la universidad”, menciona Hollman.

Por su parte el gestor cultural Pedro Preciado, reconoce que la presente administración ha demostrado interés en impulsar otras disciplinas.

Le están dando mucha prioridad a lo que es la danza, a que los alumnos interactúen con danza folklórica y jazz. Hablando de otra disciplina, el teatro también es un tema latente en ellos, además de las prácticas que siempre se han mantenido con respeto a la educación de las tradiciones indígenas”.

Preciado considera que un problema como el desinterés por parte de la comunidad en aprender las tradiciones y cultura de la Tribu Mayo, puede ser tomado como área de oportunidad para que se trabaje en el resto de la administración.

Lo que sí ha faltado es que, en término educativo, metan la materia esta, que los educadores artísticos hablen de las ilustraciones tradicionales de los Yoremes Mayo de Sonora”, manifiesta Pedro.

El entrevistado asegura que en colaboración con otros gestores, se ha trabajado de forma independiente para transmitir los conocimientos de los rituales, vidas, modos y costumbres de los Mayos.

Tenemos un problema, la sociedad navojoense no le tiene aprecio a sus raíces, no porque alguien se los haya inculcado. No se han generado programas de patrimonio cultural, programas de creatividad y diversidad cultural, no han alimentado las conversaciones y ni siquiera hay un grupo de gestores culturales que podamos trabajar en equipo para salvaguardar esto. Faltan talleres de humanización y reconocimiento patrimonial. Si un joven de secundaria ve una manifestación artística de la Danza del Venado, lo ve como algo gracioso más que nada, no como algo que le pertenezca a su identidad”.

Preciado sugiere que el programa de Domingos Culturales debería extenderse “para realizarse más días en la semana” y que en el caso de que la asistencia sea poca, programar un recorrido entre comisarías con el fin de llevarles el arte y la cultura.

Al abordar el tema de la pandemia y sus afectaciones para los artistas, Preciado envía una recomendación a las autoridades encargadas de la difusión del arte. “¿Por qué no usar las TIC (Tecnologías de la Información y la Comunicación) a través del departamento de cultura?, ¿por qué no llevar talleres gratuitos? Habrá personas que necesiten una ayuda y un consejo, estamos hablando de un tema económico hasta el tema cultural emocional y social en sus contextos”.

Temas

Comentarios