Cultura

Conflicto tras la censura, surgen desacuerdos entre artista e Imfoculta

Tras dos años de trabajo con Imfoculta, se da por terminado el contrato de Elena Vega por el supuesto motivo de un recorte por la pandemia

por Karla Gastelum

/x

Nogales, Sonora.- A principios de agosto, la artista Elena Vega Robles realizó una denuncia por medio de sus redes sociales al identificarse como víctima de censura por parte del Instituto Municipal de Fomento para la Cultura y las Artes (Imfoculta), donde trabajó hasta el día 19 del mismo mes, al darse por terminado su contrato.

Actualmente resurgió la polémica, pues Elena relaciona el final de sus servicios para el instituto, con una publicación en donde expuso las inconformidades que se presentaron en la institución.

La institución no descarta recontratar los servicios de Elena en el futuro

Los hechos ocurrieron luego de que Elena asistiera a Cecun para filmar las cápsulas de sus clases de grabado. En ese momento, la también pintora utilizó una camisa con la leyenda: Aborto legal ya!, y el equipo de trabajo le dio la indicación de cambiar su prenda o editar el video para que en ningún momento fuera vista su playera, a lo cual, Vega se mostró en desacuerdo, por lo que expuso la situación.

Yo pienso que desde lo que pasó con la denuncia ya no hubo comunicación, o fue muy entrecortada con la directora y yo; pedía citas y que pusieran atención a mi horario, pues estaba trabajando mucho… yo sabía que mi contrato se iba vencer el 19 de agosto, pero nunca recibí un aviso de que no se renovaría, me enteré por un compañero”, cuenta Elena en una entrevista con TRIBUNA.

La Dirección del Centro Cultural Nogales (Cecun), reforzó esta información al confirmar que “su contrato se renovó en tres ocasiones, lo que fue en los meses de octubre-enero, enero-junio y julio-agosto”.

La artista declara que una de las razones que le presentaron para terminar con sus servicios, fue por motivo de recortes durante la pandemia, pero también se tocó el tema de "incumplimiento con su contrato", pues no se llegó a un acuerdo tras el incidente de la camiseta.

La decisión de terminar con los servicios fue de la misma maestra al no presentarse a su trabajo”, declara la institución.

Por su parte, Elena asegura que solicitó con anticipación el que se respetaran sus tiempos y que existiera mayor comunicación, pero esta se realizó de forma mediática e informal por WhatsApp. Otra de las situaciones que expone Vega, es que desde que dejó de laborar para la institución, su último pago fue retenido.

Me inquieta el cómo se resolvieron las cosas, cómo me retuvieron el último pago de forma incongruente y sentir que la institución siempre ha sido así. Estos hechos visibilizan las acciones en las que están viciadas muchas instituciones”, cuenta Elena.

Elena realizó dos murales, uno de ellos con el apoyo de una beca del propio instituto junto con nueve artistas más para culminar sus estudios de mosaico.

Las gestiones del taller de mosaico con el maestro Kimho Cabrica fueron realizadas por la C. Elena Vega e Imfoculta, se pagaron los honorarios del maestro mediante ella y ella realizó el pago a los nueve artistas entregando la cantidad de 3 mil pesos para cada alumno. El mural en el que trabajó la C. Elena Vega Robles realizado en la Plaza Miguel Hidalgo fue proyecto seleccionado entre otros, para ser acreedor de una beca otorgada por Confluence Center a través de Imfoculta; este proyecto es titulado 'Corazón de Copil', mismo que ella presentó en su candidatura; al presentarlo se le entregó la cantidad de 30 mil pesos para su ejecución, compromiso que fue firmado bajo contrato con las instituciones convocantes“, se explicó del departamento de divulgación del instituto.

En réplica, Vega Robles comentó:

Mucho se me ha dicho que si ya sabía como son las instituciones, y que me iban a tratar así por qué tomé esta acción (la denuncia). Es muy triste en este caso darme cuenta cómo los asuntos viciados tienen que ver con el género”.

La artista añade que desde su perspectiva sufrió de revictimización tras las denuncias:

Se juzgó mi ego, mi soberbia, mi creación artística, que no tenía que ver una cosa con la otra. Yo estoy viendo cómo los maestros acosan niñas y al mismo tiempo me dicen ‘no es porque seas mujer”, finaliza Vega la entrevista.

Temas

Comentarios