Deportes

Víctor Mendoza cumple un sueño con su llegada a Yaquis de Obregón

El infielder cajemense se dice feliz de poder vestir, por fin, los colores de la Tribu cajemense y se declara listo para contribuir a la búsqueda del título de la LMP

por Arturo Garcia

/x

El infielder cajemense espera contribuir a la obtención de un título con los Yaquis de Obregón

Ciudad Obregón, Sonora.- Como un sueño cumplido, es como el infielder cajemense Víctor Mendoza cataloga su llegada al equipo de Yaquis de Obregón para la presente temporada de la Liga Mexicana del Pacífico.

Mendoza arribó a la Tribu cajemense en un canje con Navojoa que involucró al jardinero Tirso Ornelas, el infielder Moisés Gutiérrez, al pitcher derecho Octavio Acosta y el también lanzador derecho Francisco Moreno, quienes pasaron a las filas de los Mayos.

El pelotero, quien también ha vestido los colores de Cañeros de Los Mochis y Águilas de Mexicali, era un jugador con el que Yaquis siempre había querido contar y al que solo había podido tener como refuerzo, por lo que su llegada a la Tribu cajemense ha acrecentado las expectativas de los aficionados por ver a su equipo levantar el título de la pelota invernal.

“Desde niño, siempre quise representar a Yaquis como profesional. La verdad que le tenía mucho cariño a los Mayos, con quienes estaba muy a gusto y muy agradecido”, afirma el jugador de 30 años.

“Pero este siempre había sido un sueño de familia, de mis padres y mío, el poder vestir estos colores y gracias a Dios, se dieron las cosas de estar aquí de planta, no solo como refuerzo y la verdad que me he sentido muy bien, y ahorita que la directiva hizo el esfuerzo por traerme, la verdad que estoy muy contento”.

“Desde los 5-6 años, recuerdo que salía con los jugadores tomado de la mano en el (estadio) Tomás Oroz; fue un sueño que toda mi vida tuve junto con mis papás, siempre soñaron con verme vestido de Yaqui.

Mendoza Archuleta revela también que “por ahí de los 13-14 años soñé que quedaba campeón con los Yaquis; hace dos años ya merito se cumplía ese sueño y ahorita creo que tenemos más oportunidad de que se haga realidad y con el favor de Dios, será este año”.

A su arribo, Mendoza venía lastimado de una pierna, pero desde el primer día comenzó con su rehabilitación y con dobles sesiones de entrenamiento diario, “ya me siento mejor y listo para jugar la semana que viene”, afirma.

Fuente: Tribuna.com.mx

Comentarios