NFL

Muere Golden Richards, exjugador de Cowboys que destacó en el Super Bowl de 1978

Golden Richards, protagonista para los Dallas Cowboys durante el Super Bowl de 1978, falleció a los 73 años de edad

Golden Richard atrapa el pase de anotación en el Super Bowl de 1978.Créditos: NFl.com.
Escrito en DEPORTES el

Utah, Estados Unidos.- El mundo del futbol americano se vistió de luto luego de que se informara sobre el fallecimiento de Golden Richards, exjugador de los Dallas Cowboys, quien protagonizó una jugada determinante en el Super Bowl de 1978. El exjugador falleció a los 73 años de edad y fue su sobrino quien a través de una publicación en Facebook confirmó la noticia que ha entristecido a la comunidad del equipo. 

“Mi tío Golden falleció pacíficamente. Siempre recordaré ir a cazar y hablar sobre fútbol americano de los Dallas Cowboys. Era un alma amable y dulce y estoy muy feliz de que ya no esté sufriendo”,  escribió Lance Richards, el sobrino de Golden quien falleció a causa de una insuficiencia cardiaca congestiva en su casa en Utah. El gran momento del receptor de Cowboys ocurrió en 1978 en el Super Bowl. 

Fue en el partido por el campeonato ante Denver Broncos en donde los Cowboys se encontraban ganado por diez puntos, 20-10, cuando en en el último cuarto, Robert Newhouse lanzó un pase de touchdown de 29 yardas a Richards, quien aseguró la recepción del balón superando las intenciones de los defensivos y con ello aseguró el campeonato que significó el segundo título del equipo de la estrella solitaria.

Richards se interesó por la práctica del futbol americano desde su etapa de estudiante y jugó futbol colegial para la Universidad Brigham Young (BYU) en donde tuvo actuaciones destacadas que causaron el interés de algunos equipos de la National Football League (NFL), pero fueron los Dallas Cowboys quienes lo eligieron en la segunda ronda del draft en el año de 1973 y con quienes disputó el Super Bowl. 

Richards también jugó con los Chicago Bears y con los Denver Broncos. En total en su carrera tuvo 122 recepciones para 2 mil 136 yardas y 17 anotaciones. Una serie de lesiones lo obligaron a retirarse en 1980. Al final de su carrera tuvo problemas de adicciones y en el 2011 le fue diagnosticado Parkinson, el cual pudo ser consecuencia de los golpes sufridos como jugador profesional. 

Fuente: Tribuna