Economía

Finanzas y operaciones de Pemex, en peligro por el robo de combustible

Las perspectiva crediticia de Petróleos Mexicanos es la principal preocupación que tienen los inversionistas sobre el comportamiento de la economía mexicana

por Iván Rosas

Instalaciones de Petróleos Mexicanos(Internet)

Instalaciones de Petróleos Mexicanos | Internet

Ciudad de México.- El crecimiento del crimen organizado, como el huachicoleo, pone en riesgo las finanzas de Petróleos Mexicanos (Pemex), de acuerdo con un documento que envió la empresa a sus inversionistas en Estados Unidos.

El documento presentado a la SEC explica que el país “ha experimentado un periodo de incremento en la actividad criminal que puede afectar nuestras operaciones”. Añadió que la actividad criminal está relacionada principalmente con los cárteles del narcotráfico, así como de organizaciones relacionadas a ellos.

La petrolera asegura que el aumento se debe principalmente “a las actividades de los cárteles de la droga y organizaciones criminales relacionadas a ellos”.

El documento subraya que “esas actividades, su posible escalada y la violencia asociadas a ellas, en un caso extremo, podrían tener un impacto negativo en nuestra condición financiera y en el resultado de nuestras operaciones”.

Este reporte, que todas las empresas que emiten instrumentos de inversión o acciones en el mercado bursátil de EU están obligadas a presentar, tiene 200 páginas más que el entregado en México, y aborda el caso Odebrecht y el robo de combustibles, temas que Pemex no incluyó en el documento dirigido a la Bolsa Mexicana de Valores.

Asimismo, indica que el comercio ilegal de combustibles y la perforación de sus ductos ha provocado varias consecuencias negativas, incluyendo “explosiones, daños a la propiedad y al medio ambiente, lesiones y pérdidas de vidas, así como pérdidas de ingresos por el producto robado”.

Destaca que “el desarrollo del mercado ilícito en México ha causado un incremento en el robo y comercio ilegal de los combustibles que producimos”, por lo que el gobierno federal ha adoptado medidas estratégicas fortaleciendo a la policía y al Ejército.

En su informe, la petrolera comentó que tan solo el año pasado se detectaron 14 mil 910 tomas clandestinas de combustible y que existe el riesgo de que sus empleados participen en el comercio ilegal del mismo.

Por si esto no fuera suficiente, Pemex señaló que el nuevo Gobierno, así como el Congreso, discuten reformas que podrían afectar las condiciones económicas de México, así como la industria del petróleo y el gas, por lo que actualmente es imposible predecir cómo los afectarán.

Entre los riesgos que enfrenta Pemex mencionó cuestiones como un mayor endeudamiento, el incremento de pasivos, una baja en su calificación crediticia, la volatilidad en el precio del gas natural y el petróleo crudo, un incremento en la competencia en el sector energético y la caída en las reservas de combustibles.

Esta nota incluye información de: Milebio y Notisistema

Temas

Comentarios