Thalía impacta con dura confesión: "Me autoflagelé mentalmente muchos años"

La cantante mexicana Thalía impactó a sus fanáticos por sincerarse en una entrevista y hacer fuerte revelación

Thalía abrió su corazón en entrevista con Javier Poza
Por
Escrito en ESPECTÁCULOS el

Ciudad de México.- Thalía es considerada una de las estrellas latinas más importantes de las últimas décadas, además de una de las cantantes que más interactúa con sus seguidores en redes sociales.

Y a pesar de que el éxito, la fama y su estabilidad matrimonial podrían hacer pensar que tiene una vida de ensueño, la también actriz se sinceró y confesó que no todo es color de rosa.

En entrevista con Javier Poza, Thalía declaró:

No puede uno vivir en una vida perfecta porque no existe la perfección tal cual, es la excelencia, es tratar de hacer lo mejor que puedes con tu trabajo y lo mejor que puedes tú dar de eso que estás creando, pero no puedes matarte en el proceso… yo muchos años me autoflagelé mentalmente… por qué no dije esto, por qué no hice esto… dándome vueltas la cabeza lo que hubiera sido, lo que no hubiera sido… no puedes vivir así porque no vives, vives atrapado en la celda de tu cabeza, de tu cerebro y eso no es vida".

Y agradeciendo que hoy en día tiene a las redes sociales como herramientas para mostrarse tal cual es, la artista comentó:

Uno tiene la libertad hoy día de lo que son las redes sociales, los teléfonos móviles que con una cámara ha cambiado la percepción que las personas tienen hacia ti, porque no hay ningún tipo de filtro, eres tú tal cual eres, día a día, y no solamente lo que dices en cámara, sino lo que se ve en la constancia de tu disciplina de día a día".

Por otra parte, y en entrevista para el programa Todo para la mujer, Thalía fue cuestionada por el reciente cumpleaños de su abuela, Doña Eva Mange, celebración en la que no estuvo presente físicamente, a lo que contestó:

¡Tú te imaginas 102 años!… y vibrante y completa y entera y cuando yo le habló siempre viendo a mis hijos, los saluda, nos manda bendiciones, oramos, me canta, o sea, entera, y eso es una bendición enorme y pues imagínate a la genética, así que ojalá que a los 102 estaré yo por ahí cantándoles también".