Fidecine

Con la aprobación de la extinción del Fidecine la cinematografía estará a la deriva

Para los cineastas sonorenses la eliminación del Fidecine “ya se veía venir"

por Gema Villela

/x

Hermosillo, Sonora.-La industria creativa en México y Sonora se había pronunciado en contra del dictamen presentado por diputados de Morena que fue votado ayer en la Cámara de Diputados, con la que eliminaron 109 fideicomisos, entre ellos el Fidecine. Incluso, habían celebrado la promesa de “salvarlo” que hizo el coordinador parlamentario, Mario Delgado, a los 'tres amigos', pero ya vislumbraban este revés.

El pasado 22 de mayo, los directores mexicanos con reconocimiento internacional, Guillermo del Toro, Alfonso Cuarón y Alejandro González Iñárritu se unieron para defender el Fidecine y participaron en un encuentro virtual organizado por Sergio Mayer, presidente de la Comisión de Cultura y Cinematografía de la Cámara Baja; Mónica Lozano, de la Amacc y María Novaro, directora del Imcine. Con esto, Mario Delgado se mostró dispuesto a defender y salvar este apoyo a la realización cinematográfica.

Sin embargo, los diputados de Morena y sus aliados se impusieron y aprobaron con 226 votos a favor, 173 en contra y una abstención, la extinción de 109 fideicomisos y fondos, los cuales pasarán a manos del Gobierno Federal, entre ellos el Fidecine.

En entrevista con TRIBUNA, el director ejecutivo de la productora La Tuerca Films, Jorge Leyva, declaró que esta acción les “resta credibilidad” a los legisladores, ya que demostraron no escuchar a la ciudadanía, en este caso a la comunidad de cineastas mexicanos y “no cumplieron con su palabra”.

La primera lectura es que esto tendrá un costo político gravísimo para esas personas que quieren hacer carrera política, porque se dirigieron a la comunidad y nos dijeron que iba a pasar algo y nos dimos cuenta que no era cierto", expresó Jorge Leyva.

En cuanto a los recursos que ahora pasarán a manos del Gobierno Federal y al Imcine, que en la actualidad es dirigido por María Novaro, dijo que se siente “tranquilo” por el momento porque ella es cineasta y confían que ella administraría bien los recursos, pero el problema sería cuando cambien de administración.

Por otro lado, comentó que esos recursos se quedan sin marco jurídico que estipule la forma en la que se administrarán, ya que estarán a expensas a lo que el presidente de la República decida.

Mandar los recursos a la licuadora de los impuestos siempre los vuelve muy imprecisos, porque no sabemos a ciencia cierta si lo van a entregar, cuánto van a entregar y nos deja con muchas dudas", expresó el cineasta.

Jorge Leyva hizo su primer largometraje en 2012 con el apoyo del Foprocine, titulado Más amaneceres. En el 2016 filmó Mis demonios nunca juraron soledad con el financiamiento del Fidecine, por lo que explicó que en su experiencia este apoyo funcionaba de manera precisa, ya que al participar su productora fue auditada antes y después de hacer el filme por un comité técnico. Además, comprobaron sus gastos en su totalidad.

No hay duda que haya alguna situación que se preste a malos manejos, pero que hayan tomado esta decisión por habladurías, creo que en lo general el fondo estaba funcionando perfectamente", señaló el director ejecutivo.

Comentó que ahora falta ver cómo manejarán esos recursos y cree que el futuro de los cineastas a nivel nacional dependerá en gran medida de apoyos estatales como el Eficas en el caso de Sonora, al cual según su parecer, inició muy bien y ahora se ve la necesidad de que el ISC sea claro en el proceso de selección de las convocatorias, ya que se han observado “irregularidades” en esas evaluaciones.

El cineasta sonorense Víctor Navarro, integrante de la Red Nacional de Cinematografías Estatales (Renace), dijo que esto “ya se veía venir”, por eso a pesar de que habían prometido que salvarían ese fideicomiso enviaron su carta el pasado 28 de septiembre, en la cual abordaban ese asunto y otros puntos de revisión al dictamen de reforma y derogación de la Ley Federal de Cinematografía.

Citó que los cineastas se unieron en varios grupos, como Renace, la Amacc y otros, para realizar acciones en contra de esta iniciativa, pero con esta aprobación aunque sea de parte del poder legislativo, el Gobierno Federal en turno demuestra que continúa con las “mismas prácticas” de administraciones anteriores, de dar una orden desde la figura presidencial.

Considera que con esta acción se “borró” el trabajo anterior que dejaron los cineastas a las nuevas generaciones.

No es cierto que la corrupción esté en todos lados; no dudamos que exista, pero este nuevo manejo puede ser igual de opaco que un programa de despensa, el hecho de que ahora lo maneje Imcine", expresó Víctor Navarro, porque considera que esta acción centraliza los recursos y afectaría a los cineastas de los estados.

En cuanto a su carta, seguirán atentos a los resultados, ya que no han recibido respuesta.

Temas

Comentarios