Espectáculos

Al borde del llanto, conductora de 'Sale el Sol' da contundente mensaje tras luchar por su vida

Al borde del llanto, la conductora Ana María Alvarado regresó a 'Sale el Sol' y dio un importante mensaje a la audiencia tras pasar casi dos semanas hospitalizada por Covid-19

por Redacción Tribuna

/x

Conductora de 'Sale el Sol' da importante mensaje tras salir del hospital

Ciudad de México.- La conductora de Sale el Sol, Ana María Alvarado, fue recibida en el matutino de Imagen Televisión con una fuerte ronda de aplausos y buenos deseos luego de casi dos semanas hospitalizada tras contraer Covid-19.

Ana María, quien está a cargo de la sección de espectáculos 'Pájaros en el alambre', pronunció un contundente mensaje tras haber superado el virus, mismo que provocó su hospitalización durante casi dos semanas a causa de la baja oxigenación e inflamación en sus pulmones.

Lee también: Desde la cárcel, actriz de Televisa hace fuerte súplica en 'VLA' tras 12 años desaparecida

La expresentadora de Venga la Alegría aseguró que al momento de su hospitalización no tenía ganas de comer, sentía que se desvanecía y le dio un dolor de cabeza y garganta muy fuerte. También comentó que sentía una presión en el pecho.

Alvarado estuvo a punto de romper el llanto de nueva cuenta al regresar al matutino luego de que al fin fuera dada de alta del hospital y pudiera pasar unos días en casa recuperándose.

Tras ser recibida con aplausos por toda la producción y elenco, la conductora Joanna Vega-Biestro le dio la bienvenida. Conmovida, Ana María dijo:

Ya regresé. Muchas gracias. Me da mucho gusto volver porque sentirse mal es horrible. Hablar de enfermedades es horrible, una se deprime más si está diciendo 'no me siento, no me siento bien', pero por fortuna ya arriba y adelante".

Podría interesarte: Tras hundirse en drogas y cirugías, actriz de Televisa lo perdió todo; dejó la fama y así vive ahora

La presentadora, quien también ya se incorporó a sus actividades en el programa radiofónico Todo para la mujer, estuvo a punto de estallar en lágrimas por la emoción

Quisiera abrazar a todos pero no se puede. No me hagan llorar, ya no quiero llorar. Es horrible estar llore y llore. Muchas gracias a todos de verdad pero ya me siento bien, voy a ir con calma porque ya me regañaron que no sea tan acelerada, pero una que está acostumbrada a trabajar desde hace tantos años, me hace mal quedarme en mi casa, quiero estar con todos ustedes".

Fuente: Sale el Sol

Temas

Comentarios