Espectáculos

Director de 'Pantera Negra' se despíde de Chadwick Boseman con emotivo mensaje

El director de la famosa pelicula de Marvel, Ryan Coogler, comparte carta emotiva de despedida al fallecido actor Chadwick Boseman
domingo, 30 de agosto de 2020 · 15:51

Estados Unidos.- Ryan Coogler, director de Pantera Negra, ha escrito un largo y cariñoso homenaje a la estrella de la película Chadwick Boseman de 43 años, quien falleció el pasado jueves 27 de agosto.

Carta de Ryan Coogler a Chadwick Boseman:

Antes de compartir mis pensamientos sobre el fallecimiento del gran Chadwick Boseman, primero ofrezco mis condolencias a su familia que significó mucho para él. A su esposa, Simone, especialmente.

Podría interesarte: Tras 20 años en 'Hechos' y fracasar ante Televisa, Chapoy da fuerte noticia a Javier Alatorre

 

Heredé la elección del casting de T’Challa de Marvel y los hermanos Russo. Es algo por lo que siempre estaré agradecido. La primera vez que vi la actuación de Chad como T’Challa, fue en un corte inacabado de ‘Capitán América: Civil War’. Estaba decidiendo si dirigir ‘Black Panther’ era la elección correcta para mí. Nunca lo olvidaré, sentado en una sala de redacción en Disney y viendo sus escenas. La primera con Scarlett Johansson como la Viuda Negra, luego, con el titán del cine sudafricano John Kani como el padre de T’Challa, el Rey T’Chaka. Fue en ese momento que supe que quería hacer esta película. Después de que el personaje de Scarlett los dejara, Chad y John comenzaron a conversar en un idioma que nunca había escuchado antes. Sonaba familiar, lleno de los mismos chasquidos y golpes que los jóvenes negros harían en los Estados Unidos. Los mismos chasquidos que a menudo nos regañaban por ser irrespetuosos o impropios. Pero, tenía una musicalidad que se sentía antigua, poderosa y africana.

En mi reunión después de ver la película, le pregunté a Nate Moore, uno de los productores de la película, sobre el lenguaje. ‘¿Os lo habéis inventado?’ Nate respondió: ‘Es Xhosa, la lengua materna de John Kani. Él y Chad decidieron hacer la escena así en el set, y nosotros la rodamos’. Pensé para mí mismo. ‘¿Acaba de aprender líneas en otro idioma, ese día?’ No podía concebir lo difícil que debió ser, y aunque no conocía a Chad, ya estaba asombrado de su capacidad como actor.

Me enteré más tarde que hubo mucha conversación sobre cómo sonaría T’Challa en la película. La decisión de que el Xhosa fuera el idioma oficial de Wakanda fue consolidada por Chad, un nativo de Carolina del Sur, porque pudo aprender sus líneas en Xhosa, allí mismo. También abogó por que su personaje hablara con acento africano, para poder presentar T’Challa al público como un rey africano, cuyo dialecto no había sido conquistado por Occidente.

Podría interesarte: Golpe a 'Hoy': TV Azteca quita 'veto' a Tania Rincón y aparece en 'VLA' tras 'fracaso' en Televisa

Finalmente conocí a Chad en persona a principios de 2016, una vez que firmé para la película. Pasó a escondidas por los periodistas que se reunieron para una reunión de prensa que yo estaba haciendo para ‘Creed’, y se reunió conmigo en la sala verde. Hablamos de nuestras vidas, de mi tiempo jugando al fútbol en la universidad, y del tiempo que él pasó en Howard estudiando para ser director, de nuestra visión colectiva de T’Challa y Wakanda. Hablamos de la ironía de cómo su ex compañero de clase de Howard, Ta-Nehisi Coates, estaba escribiendo el actual arco de T’Challa con Marvel Comics. Y cómo Chad conocía al estudiante de Howard, Prince Jones, que fue asesinado por un policía e inspiró las memorias de Coates ‘Entre el mundo y yo’.

Me di cuenta entonces de que Chad era una anomalía. Estaba tranquilo. Seguro. Constantemente estudiando. Pero también amable, reconfortante, tenía la risa más cálida del mundo, y ojos que veían mucho más allá de sus años, pero que aún podían brillar como un niño viendo algo por primera vez.

Esa fue la primera de muchas conversaciones. Era una persona especial. A menudo hablábamos de la herencia y de lo que significa ser africano. Cuando se preparaba para la película, ponderaba cada decisión, cada elección, no sólo por la forma en que se reflejaba en sí mismo, sino por cómo esas elecciones podían reverberar. ‘No están preparados para esto, lo que estamos haciendo…’ ‘Esto es Star Wars, esto es El Señor de los Anillos, pero para nosotros… ¡más grande!’ Me decía esto mientras luchábamos por terminar una escena dramática, que se alargaba hasta el doble de horas extras. O mientras estaba cubierto de pintura corporal, haciendo sus propias acrobacias. O estrellándose en agua helada, y con almohadillas de espuma para aterrizar. Yo asentía y sonreía, pero no le creía. No tenía ni idea de si la película funcionaría. No estaba seguro de saber lo que estaba haciendo. Pero miro hacia atrás y me doy cuenta de que Chad sabía algo que todos nosotros no sabíamos. Él estaba buscando unos objetivos a largo plazo. Todo mientras trabajaba. Y el trabajo que hizo.

Venía a las audiciones para papeles secundarios, lo que no es común por parte de los actores principales en las películas de gran presupuesto. Estuvo allí para varias audiciones de M’Baku. En la de Winston Duke, convirtió una lectura para ver qué química había en un combate de lucha. Winston rompió su brazalete. En la audición de Letitia Wright para Shuri, traspasó su porte real con su humor característico, y provocó una sonrisa en la cara de T’Challa que era 100% Chad.

Mientras rodábamos la película, nos reuníamos en la oficina o en mi casa alquilada en Atlanta, para discutir las líneas y las diferentes maneras de añadir profundidad a cada escena. Hablábamos de vestuario, prácticas militares. Me dijo: ‘Los wakandianos tienen que bailar durante las coronaciones. Si sólo se quedan parados con lanzas, ¿qué los separa de los romanos?’ En los primeros borradores del guion, el personaje de Eric Killmonger le pediría a T’Challa que fuera enterrado en Wakanda. Chad desafió eso y preguntó, ¿qué pasaría si Killmonger pidiera ser enterrado en otro lugar?.

Chad valoraba profundamente su privacidad, y yo no estaba al tanto de los detalles de su enfermedad. Después de que su familia hizo su declaración, me di cuenta de que vivía con su enfermedad todo el tiempo que lo conocí. Como era un cuidador, un líder y un hombre de fe, dignidad y orgullo, protegía a sus colaboradores de su sufrimiento. Vivió una vida hermosa. E hizo un gran arte. Día tras día, año tras año. Eso era lo que era. Fue un épico espectáculo visual. Contaré historias hasta el final de mis días sobre haber estado allí para algunas de los momentos brillantes . Qué marca tan increíble nos ha dejado.

Nunca antes había sufrido una pérdida tan aguda. Pasé el último año preparándome, imaginando y escribiendo palabras para que él las dijese, palabras que no estábamos destinados a ver. Me deja destrozado el saber que no podré volver a verlo de cerca en el monitor o acercarme a él y pedirle otra toma.

Me duele más saber que no podemos tener otra conversación, o tiempo de cara, o intercambio de mensajes de texto. Nos enviaba recetas vegetarianas y regímenes de alimentación para que mi familia y yo las siguiéramos durante la pandemia. Nos controlaba a mí y a mis seres queridos, incluso mientras lidiaba con el azote del cáncer.

En las culturas africanas a menudo nos referimos a los seres queridos que han pasado como antepasados. A veces están relacionados genéticamente. A veces no. Tuve el privilegio de dirigir escenas del personaje de Chad, T’Challa, comunicándose con los ancestros de Wakanda. Estábamos en Atlanta, en un almacén abandonado, con pantallas azules, y luces de cine gigantes, pero la actuación de Chad lo hizo sentir real. Creo que fue porque desde que lo conocí, los ancestros hablaron a través de él. Ahora, no es un secreto para mí cómo fue capaz de retratar hábilmente algunos de nuestros momentos más notables. No tenía ninguna duda de que seguiría viviendo y que nos bendeciría con más. Pero es con un corazón pesado y un sentimiento de profunda gratitud por haber estado en su presencia, que tengo que reconocer el hecho de que Chad es un antepasado ahora. Y sé que él nos cuidará, hasta que nos encontremos de nuevo.

 

El Universo Cinematografico de Marvel está de luto por la partida de Chadwick Boseman, gran actor, gran ser humano, quien estará en la memoria de todos sus fans por su entrega y dedicación en la industra del entretenimiento.

Fuente: Publimetro 

Comentarios