ESPECTÁCULOS

VIDEO: Jocho es expulsado de '¿Quién es la máscara?' y muestra su verdadera identidad

Jocho tuvo que dejar el programa de Televisa, luego de que sus competidores fueran salvados, pero antes de irse mostró quién se encontraba detrás de la máscara

Escrito en ESPECTÁCULOS el

Ciudad de México.- Durante este domingo, un participante de ¿Quién es la máscara? tuvo que decir adiós al programa de Televisa en una reñida contienda musical, donde Gitana, Jocho y Carnívora dieron lo mejor de sí sobre el escenario.

Da clic aquí y descubre más información de Tribuna Sonora en nuestra página de Google News

Cada uno demostró su gran talento en el canto y en el baile, pero los investigadores decidieron salvar a Carnívora, mientras que el público votó por mantener en la competencia a Gitana.

Por lo que el primer eliminado de esta noche y el sétimo en el reality show fue Jocho y antes de abandonar el escenario tuvo que destapar quién estuvo todo este tiempo detrás del disfraz.

En medio de los gritos al son de "fuera máscara", Jocho se quitó la máscara para demostrar que debajo se escondía el actor venezolano Emmanuel Palomares, quien recibió un fuerte aplauso del público.

Entre las apuestas de los investigadores se encontraban nombres como: Carlos Baute, Gabriel Soto, Lamda García y Franco Escamilla, sin embargo, todas fueron incorrectas.

  • Los anteriores eliminados

El primero en abandonar la competencia fue Brócoli y debajo de la botarga se escondía el actor Mauricio Garza, protagonista de la serie 40 y 20. Caracol fue el segundo personaje en salir de ¿Quién es la máscara? y se de Paola Espinoza, clavadista ol��mpica mexicana.

Carlos Rivera descubrió que el exboxeador Ricardo 'El Finito' López se ocultaba detrás de Perro. El cuarto en revelar su verdadero rostro fue el famoso tiktoker Kunno, quien se ocultaba debajo del disfraz de Caperuza.

El domingo pasado, se supo que el conductor Faisy estaba debajo del traje de Zarigüeya, mientras que Hormiga Reina resultó ser la periodista y presentadora de deportes Adriana Monsalve.

Fuente: Milenio y El Heraldo