Guaymas

Mortandad de ganado enciende los ‘focos rojos’ en el valle de la región

Autoridades del poblado 'La Misa' señalan que ya existen más de 100 reses que han muerto por la grave sequía del presente año

por Javier Santín

/x

La reses en el valle empiezan a 'caer como moscas', dijeron ganaderos

Guaymas, Sonora.- Se prenden ‘las alarmas’ en el valle del municipio porteño y en la ‘Ciudad Jardín’ al empezar a morir el ganado por la sequía que ha agravado la situación en la región para los pequeños ganaderos, quienes han visto cómo sus reses se han muerto en los cercos de los corrales de los ranchos.

Tan solo en la Unión Ganadera de ‘La Misa’ que tiene el hato de vacas más grande en el área rural de la región, han muerto más de 100 animales y podría ir en aumento por la severa sequía que tiene desde agosto, al no caer ninguna gota de agua en las comunidades rurales.

Alfonso Acuña Urzúa, comisario de ‘La Misa’, dio a conocer que durante los meses de sequía, entre todo el poblado se han perdido 100 cabezas de ganado muertas y más van que a seguir muriendo.

Estamos en ceros, tanto en cosechas como en ganadería, hago el llamado a quien corresponda porque la sociedad ganadera que tenemos en el poblado no nos ha apoyado en nada en lo absoluto y también la Unión Ganadera Regional de Sonora (Ugrs) no apoya”.

Acuña Urzua dijo que para poder mantener en pie a las vacas, “andamos tumbando palos, pero la ganadería se va a acabar, diez años atrás teníamos un censo de más de 14 mil cabezas, hoy son unas mil nada más”.

Detalló que una vaca en pie vale cuando más de 20 mil pesos, actualmente por las condiciones de la sequía y antes que mueran la andan ofertando en menos de 10 mil pesos a las personas que vienen principalmente de Hermosillo.

Sergio Ibarra Quintero, pequeño ganadero de la región, expuso que Sonora es líder en producir las mejores carnes de becerros en el país y es triste ver como las autoridades no se han ‘movido’ para atender esta emergencia.

Aquí en el valle de Guaymas-Empalme ya varios ganaderos han estado vendiendo su ganado porque la sequía ya está pegando duro por la falta de alimento, necesitamos el apoyo del Gobierno Federal para la siembra de pastura o la compra de alimento. Algunos no lograremos subsistir por la ausencia total de las lluvias y abandono del dios Tláloc”, concluyó.

Temas

Comentarios