Guaymas

La historia de Juan Camarena, un vendedor guaymense reconocido

En el Puerto todavía existen personas que se encargan de mantener en vigencia oficios tradicionales que se perdieron con el paso del tiempo, por lo que Juan Camarena elabora de forma artesanal los famosos duritos que vende por las calles

por Génesis Beltrán

Un negocio que pasó de generación  a otra y se mantiene vigente y en el gusto de las personas

Un negocio que pasó de generación a otra y se mantiene vigente y en el gusto de las personas

Guaymas, Sonora.- Aproximadamente, tiene 8 años de ser vendedor de las frituras, sin embargo desde pequeño vio a su padre elaborarlos pues era el oficio al que su familia se dedicó para solventar los gastos del hogar. 


ANTECEDENTE 

La tradición viene porque por más de 30 años mi padre se dedicó a este negocio; soy pensionado y pues con lo que me dan no me alcanza, por lo que tuve que recurrir al negocio que tenía mi padre y así más o menos equilibrar todo los gastos porque yo y mi esposa somos personas mayores”, menciona Juan Camarena. 


El guaymense a sus 69 años recorre todos los días calles como la Serdán, la 10, entre otras del primer cuadro de la ciudad,  sin embargo a veces transita otros puntos pues siempre va en búsqueda de nuevo mercado, ya que últimamente las ventas no van muy bien y con lo que lo que recibe de su pensión apenas le alcanza.  De esto, que la preparación conlleva todo un proceso con la materia prima, misma que él y con ayuda de su esposa elaboran desde cero todo.

Mi mujer es esencial en todo pues ambos nos propusimos retomar el negocio que hasta la fecha nos da para seguir de pie”. 


Juan Camarena Estrada tiene 4 hijos, los cuales ya se casaron pero alientan a sus padres para el seguir con el tradicional trabajo que vieron desde pequeños, pues el proceso es una faena que tienen que hacer para seguir adelante y poder tener una vida tranquila.

Temas
  • Vendedor
  • Tradición
  • Frituras
  • Guaymas
  • Juan Camarena

Comentarios