MÉXICO

María Trinidad la mujer que asesinó brutalmente a su marido al hartarse de sus maltratos

Cansada de ser maltratada y de ver como sus hijos eran violentados, María Trinidad Ramírez Poblano decidió acabar con sus problemas quitándole la vida a quien fue su esposo
domingo, 21 de febrero de 2021 · 19:58

Ciudad de México.- María Trinidad Ramírez Poblano, una mujer humilde, conocida por vender tamales en la colonia Portales de la Ciudad de México en 1971. Vivía constantemente maltratada por su esposo, Pablo Díaz, así como también sufrían sus cinco hijos ante la violencia del hombre pues los golpeaba con un cinturón dejando varias marcas en sus cuerpos.

El 19 de julio de dicho año, Ramírez Poblano, no pudo soportar ver a sus hijos ser lastimados, por lo que decidió terminar con la vida de Pablo, aprovechó cuando él dormía, lo mató a batazos. Una vez que el cuerpo de Pablo se encontraba frío y ya no respiraba, Trinidad le cortó las piernas con un hacha que había pedido prestada a una vecina cerca de la vivienda donde habitaban.

Lee también:  "No quiso darme dinero": El atroz crimen que cometió 'El Nini Asesino' contra su padre

Después de ser descuartizado, fue metido en costales donde guardaba las hojas para preparar los tamales y los tiró en la calle. El cadáver fue encontrado el mismo día a un lado de una casa marcada con el número 508, por la calle Sur 71-A en la colonia Justo Sierra, al sur de la capital del país.

Una trabajadora doméstica de esa casa, movió los costales creyendo que eran pollos muertos, pero se dio cuenta que en realidad eran restos humanos a lo que inmediatamente se comunicó con las autoridades. Pablo Díaz contaba con antecedentes penales por robo al notar sus huellas dactilares.

Podría interesarte:  'El Monstruo de los Andes': El hombre que asesinó y violó a cerca de 300 niñas de tribus indígenas

María Trinidad confesó los hechos y habló sobre todos los años que fue maltratada junto con sus hijos. También admitió que la cabeza del hombre estaba dentro de una olla de tamales con agua fría debajo de la cama de sus hijos.

Corre el rumor que la carne de su esposo pudo haber sido un ingrediente más para cocinar sus tamales, pero no fue confirmado. Trinidad Ramírez fue condenada a 40 años de prisión por asesinato, violación a la Ley General sobre Inhumaciones y Profanación de Cadáver el 29 de julio de 1971.

Al cumplir 20 años en el Centro de Reclusión Femenil de Tepexpan, Xochimilco, y en Santa Martha Acatitla, en 1991 fue liberada. A los cuatro años después, falleció en Tequixquiac, Estado de México. Sobre los niños no se supo más de ellos.

Fuente: Infobae y YouTube El Criminalista Nocturno

Comentarios