MÉXICO

Temporada de huracanes 2024: ¿Cuándo llega el primer huracán a territorio mexicano?

Los expertos esperan un aumento en la actividad ciclónica, pronosticando hasta 20 tormentas tropicales en el Pacífico y 17 en el Atlántico

Se contempla que el primer huracán llegue por el PacíficoCréditos: Internet
Escrito en MÉXICO el

Ciudad de México.- A partir del 15 de mayo inicia la temporada de huracanes 2024 en la zona del Pacífico, mientras que en el Golfo de México y Mar Caribe empieza el 1 de junio. Por este motivo, las autoridades ya se encuentra monitoreando la formación de la primera depresión tropical, lo que podría propiciar la formación de un huracán. Se estima que este año se formarán al menos 37 huracanes en diferentes áreas del país.

Aunque la mayoría de estos fenómenos solo implicarán lluvias fuertes, vientos intensos y tal vez un aumento del nivel del mar, siempre hay preocupación por la posibilidad de huracanes con efectos devastadores. De momento, las autoridades advierten sobre dos ciclones tropicales próximos: Alberto, en el Atlántico y Aletta, en el Pacífico. Se espera que este último se forme hacia la segunda mitad de mayo.

Se pronostica que el huracán Aletta golpeará a México desde el Océano Pacífico entre el 18 y 20 de mayo y podría generar fuertes lluvias acompañadas de descargas eléctricas, además de rachas de viento superiores a los 80 kilómetros por hora. Aletta afectaría hasta a 11 entidades durante su paso: Baja California, Baja California Sur, Colima, Chiapas, Guerrero, Jalisco, Michoacán, Nayarit, Oaxaca, Sinaloa y Sonora.

Estos fenómenos naturales son cruciales para transportar humedad y generar lluvia en gran parte del territorio mexicano, sin embargo, el país es altamente vulnerable ante estos eventos debido a su ubicación entre dos océanos, siendo los estados costeros de Guerrero, Oaxaca, Chiapas, Veracruz, Tamaulipas y Yucatán los más expuestos al riesgo. Asimismo, los expertos esperan un aumento en la actividad ciclónica, pronosticando hasta 20 tormentas tropicales en el Pacífico y 17 en el Atlántico.

Y la posibilidad de que estos ciclones se intensifiquen a huracanes es incierta, ya que las condiciones climáticas son variables. Por lo tanto, se prestará especial atención a las comunidades costeras. Este incremento en la frecuencia de fenómenos meteorológicos se relaciona con los cambios en el patrón climático ENOS (El Niño/La Niña), que se espera que desempeñe un papel crucial en la formación y desarrollo de estos sistemas durante el año.

Fuente: Tribuna