México

Es buscado por la Policía por balear a su expareja y lo encuentran decapitado

Un hombre había sido reportado por violento, ya que baleó a su expareja en un intento de femicidio

por Luis Rivera

Fue a eso de las 18:00 horas que el dueño de un baldío llamó a la Policía al encontrarse con un cuerpo(Internet)

Fue a eso de las 18:00 horas que el dueño de un baldío llamó a la Policía al encontrarse con un cuerpo | Internet

Ciudad de México.- Un sujeto de nombre Luis Roberto Domínguez de 63 años de edad, lo buscaban por todo Saladillo. El hombre tenía un arma y había sido reportado por violento, ya que baleó a su expareja en un intento de femicidio. Por lo cual, las autoridades temían que pudiera dañar a alguien más. Pero la investigación dio un giro inesperado cuando el individuo fue encontrado muerto.

Al principio las autoridades pensaron que se había suicidado, pero el macabro detalle descartó esa hipótesis, ya que Domínguez lo decapitaron y este miércoles.

La trágica historia comenzó el lunes en una casa sobre la calle Hipólito Yrigoyen al 3900, en Saladillo. María Rosa Abal de 48 años estaba con su hija, Marisa Moreno 30 años, cuando apareció Domínguez, su ex.

El hombre se encontraba armado y las amenazó. Fue una más de las tantas veces en que lo hacía en los últimos dos meses y medio, pero también fue la peor.

Es que, desde que María Rosa había juntado fuerzas para separarse, Domínguez se había puesto cada vez más violento. Ella le tenía miedo pero se animó a hacer la denuncia en la Comisaría de la Mujer. No se atrevió a pedir la perimetral porque le preocupaba que resultara peor. O que pasara lo que finalmente ocurrió.

Cuando apareció en la casa, Domínguez empezó a los tiros. A María Rosa no la mató por centímetros, ya que le disparó en la espalda, muy cerca de un pulmón. A su hija, Marisa, la hirió en la mano derecha. Las dos terminaron en el hospital.

Los vecinos llamaron al 911 y Domínguez se escapó por la medianera del fondo. Estuvo desaparecido hasta este martes.

Fue a eso de las 18:00 horas que el dueño de un baldío llamó a la Policía. Había ido a cortar el pasto de su terreno y se había encontrado con un cuerpo.

Era Luis Domínguez, confirmaron sus familiares por la ropa y rasgos de su cuerpo. Pero no estaba completo.

A Domínguez, se sospecha ahora, lo decapitaron y descartaron su cuerpo en ese terreno, a 850 metros de la casa de María Rosa.

La aparición del cuerpo decapitado hizo que en Saladillo se dijera de todo. Por ejemplo, que a su cabeza se la había llevado un perro o que se había suicidado y una alimaña se la había arrancado.

Fuentes de la investigación confirmaron que Domínguez había sido "decapitado". Pero ese baldío no fue la escena del crimen. "No había una gota de sangre y, por la magnitud del caso, debería. Estamos investigando un homicidio, no hay posibilidad de que haya sido otra cosa. Los resultados preliminares de la autopsia no detectaron otras lesiones, excepto algunas defensivas, pero hasta no hallar la cabeza no podemos saber. Eso y la escena del crimen son el eje de la búsqueda", detallaron.

Esta nota incluye información de: Staff

Temas
  • Hombre
  • Violento
  • Ex
  • Policía
  • decapitado

Comentarios