México

Migrantes debaten si quedarse en México o seguir su camino hacia EU

Cerca de 4 mil 500 migrantes se encuentran congregados en el estadio Jesús Martínez tras un arduo periplo que los llevó a recorrer tres países en tres semanas

por Luis Rivera

Debido a la campaña de Donald Trump, rechazaron tomar una decisión inmediata sobre continuar su marcha(Internet)

Debido a la campaña de Donald Trump, rechazaron tomar una decisión inmediata sobre continuar su marcha | Internet

Ciudad de México.- Miles de migrantes centroamericanos decidieron tomarse un par de días para descansar en un estadio deportivo de la Ciudad de México mientras debaten si aceptan las ofertas para quedarse en el país o continúan su marcha a la frontera con Estados Unidos.

Los cerca de 4 mil 500 migrantes se encuentran congregados en el estadio Jesús Martínez tras un arduo periplo que los llevó a recorrer tres países en tres semanas. Ante la incesante llegada de personas, las autoridades de la capital mexicana señalaron que esperan hasta 5 mil 500 migrantes en el complejo deportivo. 

Este miércoles por la mañana, los migrantes se alinearon mucho antes de que se abriera el comedor a las 8 de la mañana. Los trabajadores descargaban cajas de botellas de agua y bandejas de comida debajo de una gran tienda. 

Cuando llegaron las donaciones de ropa, muchos se apresuraron a clasificar las pilas en busca de pantalones largos y mantas más abrigadas. 

Los miembros de la caravana, a la que el presidente estadounidense Donald Trump convirtió en un tema central de la campaña de las elecciones de mitad de periodo, rechazaron tomar una decisión inmediata sobre la continuidad de su marcha hacia el norte. 

México ha ofrecido refugio, asilo o visas de trabajo a los migrantes. El gobierno dijo que emitió 2 mil 697 visas temporales a individuos o familias mientras esperan la resolución del proceso de solicitud de un estatus permanente, que se demora unos 45 días

Ángel Eduardo Cubas, de 28 años, se sentó en la base de una escultura industrial en el exterior del estadio. Su hija de 2 años y su hijo de 6 años dormían a su lado completamente cubiertos por mantas que los protegían del frío de la mañana. 

Cubas era guardia de seguridad en una escuela bilingüe en La Ceiba, Honduras, donde su hijo asistía de forma gratuita y aprendió inglés. Junto a su esposa y los niños pasaron cuatro días perdidos en el estado de Veracruz después de subirse a un transporte que los separó de la caravana. Hubo incluso un período de 24 horas en el que Cubas se separó de su esposa e hijos y temió que hubieran sido secuestrados. 

Es feo andar buscando”, Dijo. 

Una vez reunidos durmieron en estaciones de autobuses y aceptaron alimentos donados hasta que lograron arribar al estadio. 

La familia decidió irse de su país cuando se enteró de la caravana y quiere llegar a Florida. 

La extorsión de las pandillas le hacía imposible a Cubas mantener a su familia en Honduras.

Estaban cobrando una tarifa semanal solo por vivir y si no pagabas, te daban 24 horas", dijo.

La familia se quedará en la Ciudad de México hasta que la caravana decida moverse. 

Esta nota incluye información de: AP

Temas
  • Migrantes
  • Caravana
  • México
  • Visas

Comentarios