Centro deportivo se convierte en albergue de refugiados

La pista central en la que antes se vivían épicas gestas deportivas hay ahora cientos de camas

por

/x

Berlín, Alemania.- Desde mediados de septiembre en el centro deportivo Horst-Korber, que se sitúa en el barrio berlinés de Charlottenburg, no se juega al balonmano, al hockey o al voleibol.

Las gradas de este complejo deportivo se vaciaron de aficionados y en la pista central en la que antes se vivían épicas gestas deportivas hay ahora cientos de camas que se convirtieron en el hogar provisional de miles de refugiados.

La continua llegada de solicitantes de asilo a Alemania, obligó a las autoridades y a instituciones que operan en el ámbito social a optar por una solución de urgencia. Había que crear estructuras para albergar a los asilados lo antes posible.

El empresario, Friedrich Kiesinger, máximo responsable de la compañía Pegasus, fue quien se encargó de poner en marcha este alojamiento de emergencia. Él lleva la batuta de una orquesta que funciona desde el 17 de septiembre.

Comentarios