Obama pide reducción de plantas eléctricas

El plan del presidente de los Estados Unidos ha causado opiniones encontradas tanto en políticos estadounidenses como en agencias ambientales

por

/x

Washington, EU.- Con el objetivo de provocar acciones en el resto del mundo, el presidente estadounidense Barack Obama adoptó la medida de recortes más severos en la emisión de gases con efecto invernadero, lo que causará cierta confrontación en las cortes con los productores energéticos y en estados liderados por republicanos.

Mientras finalizaban los controles sobre la contaminación sin precedentes, Obama instaló el núcleo de su plan para reducir las emisiones en Estados Unidos, conforme trabaja para asegurar un legado en la lucha contra el calentamiento global. Sin embargo, será el sucesor de Obama quien implementará el plan, que ha sido enfrentado por una fuerte oposición republicana en el Capitolio rumbo a las elecciones de 2016.

El gobierno de Obama calcula que los límites en emisiones costarán al año 8.400 millones de dólares para 2030. Pero los defensores de la industria energética dijeron que la revisión hace que el mandato de Obama sea aún más molesto, caro y difícil de lograr.

"Están equivocados", expresó la directora de la Agencia de Protección Ambiental, Gina McCarthy, al acusar a oponentes de promulgar un escenario "apocalíptico".

El plan de Obama resonó en la carrera presidencial al 2016, por un lado Hillary Rodham Clintn, quien expresa su apoyo y critica a sus oponentes republicanos por no ofrecer una alternativa creíble, y por otro el precandidato republicano Marco Rubio, senador de Florida, quien predijo que los recibos de electricidad subirían para millones de estadounidenses y catalogó de "catastróficas" las políticas de las plantas energéticas de Obama.

Comentarios