Muere uno de los últimos sobrevivientes de la Segunda Guerra Mundial

Un total de 76 hombres escaparon de la prisión alemana una noche fría de marzo de 1944

por

/x

Canberra, Australia.- Uno de los dos últimos supervivientes de la fuga de prisión más famosa de la Segunda Guerra Mundial, conocida como el Gran Escape, falleció a los 101 años de edad en un hospital de la ciudad australiana de Perth.

El australiano, Paul Royle, fue uno de los más de 70 hombres que lograron escapar a través de un túnel subterráneo de un campo de concentración que se estableció por la Alemania nazi en Polonia.

Años después, en 1963, esa audaz fuga quedó inmortalizada en la película The Great Escape que protagonizó el actor estadounidense, Steve McQueen.

El deceso de Royle fue el pasado domingo, aunque la prensa australiana lo dio a conocer hasta este viernes, ya que el exteniente de vuelo de las fuerzas aéreas aliadas murió después de ser sometido a una cirugía por una fractura de cadera.

Comentarios