Ocho terminan "enfermos" y "eufóricos" tras ingerir marihuana 'oculta' en paella

Ocho personas debieron recibir atención médica luego de ingerir marihuana que presuntamente estaba oculta en una paella que comieron en un bar de Lanzarote, una de las islas Canarias 

por

/x

Las autoridades abrieron una investigación de los hechos

Lanzarote, España.- Alrededor de una decena de personas fueron trasladadas a un hospital y ocho de ellas requirieron recibir atención médica luego de consumir una "gran" cantidad de cannabis que presuntamente estaba oculto en una paella, la cual fue servida a los comensales en un bar de la isla Lanzarote. 

De acuerdo con reportes, muchos de los afectados se quejaron de sentirse "enfermos" y otros "eufóricos" tras comer la paella. Las personas que enfermaron fueron atendidas en el Hospital Molina Orosa, en Arrecife, Lanzarote. 

Según quienes fueron hospitalizados, la droga pudo haber estado oculta en la paella que compartieron en el bar-restaurante. Noelia Umpierrez, directora insular del área de Salud de Lanzarote, confirmó que los pacientes dieron positivo en cannabis. 

Hasta el momento no se ha confirmado de forma oficial si la sustancia se encontraba en la comida. La Voz de Lanzarote reportó que la Policía acudió a la cocina del bar en el que ocurrió el incidente, la cerró y abrió una investigación sobre los hechos. 

Por su parte, un vocero del Departamento de Salud confirmó que los ocho pacientes ya fueron dados de alta. El grupo había estado participando en un curso de capacitación. Se dice que la paella fue ordenada como parte del almuerzo antes de que comenzara el curso, según medios locales. 

Reportan que Noelia Umpierrez expuso que, además de sentirse enfermos y eufóricos, algunos de los pacientes presentaron un ritmo cardíaco acelerado, tras lo cual llamaron a una ambulancia. Los afectados aseguraron no haber consumido cannabis de forma consciente. 

Los médicos de la sala de emergencia en la que atendieron a las personas descartaron que estas sufriera una intoxicación alimentaria, ya que nadie estaba vomitando. 

El dueño del restaurante negó estar involucrado en el incidente y solicitó a la Policía de Arrecife cerrar el lugar para que así el departamento de sanidad pudiera revisar los ingredientes de la cocina. El lunes dos oficiales revisaron la cocina del bar y, según el dueño, no encontraron cannabis. 

Comentarios