Comer talco, la adicción que levanta a mujer por la noche para cumplir antojo

Una mujer ha vivivo 15 años consumiendo talco tras desarrollar una extraña adicción por la textura del producto, pese a que esto pone en riesgo su vida y organizaciones han advertido que es cancerígeno 

Lisa come talco desde hace 15 años y ya ha buscado ayuda profesional para combatir su adicción
Por
Escrito en MUNDO el

Devon, Inglaterra.- Una madre de familia que tiene cinco hijos reveló tener una extraña adicción a comer talco, obsesión que le ha costado casi 9 mil dólares desde hace 15 años

Lisa Anderson, de 44 años de edad, comenzó a consumir el producto después de sentir la necesidad mientras secaba a uno de sus hijos. Ahora asegura que puede comerse una botella de talco diaria

Lisa desarrolló la adicción hace 15 años/SWNS

Años después de que empezó a satisfacer su "antojo del embarazo", Lisa ha gastado casi 9 mil dólares en talco para bebés de la marca Johnson''s y escapa cada 30 minutos al baño para satisfacer su adicción. 

Expertos advierten que la sustancia no debe ingerise e incluso la Organización Mundial de la Salud la ha ligado al cáncer. Sin embargo, Lisa paga 11 dólares cada semana para consumir el producto e incluso puede levantarse hasta cuatro veces en la noche para cumplir su antojo. 

La mujer come talco cada media hora y puede consumir una botella a diario/SWNS

La mujer mantuvo su extraño hábito en secreto por una década antes de confesárselo a su exesposo, y ahora ha sacado el coraje para pedir ayuda profesional, ya que asegura que quiere dejarlo pero es "muy, muy difícil". 

Recientemente, médicos indicaron a la originaria de Paignton, Devon que podría tener síntomas del síndrome Pica, un trastorno alimenticio caracterizado por la compulsión de comer productos que no son de consumo humano.

Lisa quiere crear conciencia luego de entender que su extraño hábito es una condición de salud/SWNS

Entiendo que es un poco extraño. Pero es este agradable sabor jabonoso. Puedo comerme una botella de 200 gramos en un día... Recuerdo que realmente me atrajo su olor. Ahora no puedo hacer nada sin él", reportan que expuso Lisa. 

Se reporta que Lisa desarrolló los síntomas de Pica en 2004, días después de dar a luz a su quinto hijo. La mujer recordó que repentinamente sintió una necesidad de comer el talco que había quedado en la tapadera de la botella el día que comenzó su obsesión. 

Fue un satisfactorio antojo que nunca supe que tenía", dijo, además de confesar que el mayor tiempo que ha pasado sin consumir talco han sido dos días, "los peores" de su vida. 

La mujer dijo que decidió buscar ayuda tras realizar una investigación y que, ahora que sabe que padece una condición, busca crear conciencia sobre ello.