Se apaga el "genio literario" de Elizabeth Wurtzel tras batalla contra el cáncer

Elizabeth Wurtzel, autora de la tanto aclamada como criticada obra literaria Prozac Nation, murió después de una larga batalla contra el cáncer de mama 

La escritora Elizabeth Wurtzel murió a los 52 años de edad
Por
Escrito en MUNDO el

Nueva York, Estados Unidos.- Elizabeth Wurtzel, la mente detrás del íntimo libro Prozac Nation que popularizó las memorias de estilo confesión y que fue el rostro de la Generación X, murió a los 52 años de edad tras una larga batalla contra el cáncer, indican reportes. 

El escritor David Samuels, amigo de toda la vida de Wurtzel, confirmó a The New York Times el martes que Elizabeth había estado luchando contra el cáncer de mama metástico. La autora murió en Manhattan el martes, según el diario. 

El genio literario de Lizzie descansa no solo en sus acres de fraces literarias citables, sino también en su invención de lo que en realidad era una nueva forma, la cual más o menos ha reemplazado la ficción literaria: Las memoriasde una joven de la que nadie había oído hablar antes. Era una forma que Lizzie diseñó a su propia imagen, porque ella siempre necesitó ser tanto el personaje como el autor", expuso Samuels. 

Elizabeth Wurtzel tenía solo 26 años de edad cuando Prozac Nation, un relato hiperpersonal de su batalla contra la depresión, su dependencia a las drogas y su vida sexual, fue publicado. 

La obra literaria ha sido tanto aclamada como criticada. Pese a que tuvo algunos detractores, la escritora ayudó a definir una generación e inspiró a muchos otros desconocidos autores a escribir memorias, una tendencia que permanece en la actualidad, según reportes. 

Wurtzel escribió otros libros que cambiarían las normas sociales, tales como Bitch: In Praise of Difficult Women (1998) y More, Now, Again: A Memoir of Addiction (2001). De acuerdo con The New York Times, la escritora fue admirada por su prosa y franqueza que, en Prozac Nation, rozó con el narcisismo. 

La autora anunció que tenía cáncer de mama en 2015 y tuvo una doble mastectomía, de acuerdo con Washington Post. Tal como lo hizo con su problema de depresión y adicción, Wurtzel escribió sobre el cáncer que padeció. 

En un artículo de opinión para The Guardian, la escritora aseguró que no necesitaba escuchar que lamentaban su padecimiento, incluso después de que abogó por una prueba para detectar el gen BRCA, la cual le habría salvado la vida. 

Odio cuando las personas dicen que lamentan mi cáncer. ¿En serio? ¿Me han conocido? No soy alguien por quien sientas pena. Soy la original chica mala", reportan que escribió entonces.