Mundo

El cierre del Eurotúnel por la nueva cepa del coronavirus puede desabastecer el Reino Unido

El Gobierno británico intenta llegar a un acuerdo con el Gobierno francés para levantar la prohibición del tráfico de mercancías
lunes, 21 de diciembre de 2020 · 23:59

Reino Unido.- El cerrojazo del Eurotúnel y las restricciones impuestas al Reino Unido desde el anuncio de las nueva cepa del Covid-19 han provocado el caos en el puerto de Dover, con colas de más de 15 kilómetros de camiones. El Gobierno británico ha intentado desesperadamente llegar a un acuerdo con el Gobierno francés para levantar la prohibición del tráfico de mercancías en 48 horas y evitar el colapso y la interrupción del suministro de medicinas y alimentos, incluidas las propias vacunas contra el Coronavirus.

Boris Johnson mantuvo una reunión del Gabinete de emergencia Cobra, con la reapertura de las conexiones con Francia como máxima prioridad. El presidente Emmanuel Macron ha dejado abierta la posibilidad de levantar la prohibición antes de Navidad y permitir el paso de camioneros que se hayan sometido a la prueba del Covid-19 y certifiquen que hayan dado negativo.

El ministro de Exteriores francés, Clément Beaune, confirmó que la suspensión del transporte durante 48 horas entre los dos países se tomó como "medida de emergencia y precaución". Beaune aseguró que la medida se tomó después de un intercambio de información con el propio Boris Johnson y previa consulta con otros líderes europeos como la canciller Angel Merkel.

El secretario de Transportes británico, Grant Shapps, admitió sin embargo que la decisión fulminante de Francia pilló "ligeramente por sorpresa" al Gobierno y que están haciendo esfuerzos por "llegar a una solución lo antes posible". En declaraciones a Sky News, Shapps confirmó la puesta en marcha de un plan de contingencia con la habilitación del aeropuerto de Manston, en Kent, como aparcamiento con capacidad para 4 mil camiones.

Unos 10 mil camiones transportan a diario su carga en las trenes de mercancías del Eurotúnel, por donde discurre el 20% del suministro de alimentos y medicinas con destino al Reino Unido. La amenaza de un "no acuerdo" comercial con la UE y el aumento del tráfico en estas fechas había provocado ya una situación de colapso en varios puertos británicos incluso antes de las últimas y severas restricciones en el sur de Inglaterra y Londres.

Pese a la situación de emergencia creada y las peticiones de decenas de diputados conservadores, el premier Boris Johnson se ha negado a una extensión de las negociaciones del acuerdo comercial del Brexit. Johnson se ha negado también a la opción de un voto retroactivo y ha recalcado que la Cámara de los Comunes deberá refrendar cualquier posible acuerdo antes de que culmine el período de transición del Brexit el 31 de diciembre, según informó un portavoz de Downing Street.

Las conversaciones siguieron su curso en Bruselas, entre peticiones como la del conservador Tobias Ellwood, advirtiendo que las condiciones "no son las ideales para determinar racionalmente nuestra prosperidad futura" y recalcando de la mejor opción en estos momentos es "parar el reloj".

 

Más de

Comentarios