Mundo

Encuentran restos de un bebé, dentro de un jarrón; tiene 3 mil 800 años de antigüedad

Tras encontrar restos de un bebé, dentro de un jarrón, expertos asegura que este tipo de jarrones con esqueletos de niños dentro son comunes en Israel

por Diana Molina

/x

Encuentran bebé de 3 mil 800 años en Israel

Israel.- Arqueólogos en Israel están desconcertados por el hallazgo de los restos de un bebé de 3 mil 800 años dentro un jarrón antiguo en Tel Aviv. El equipo científico a cargo de la excavación indicó que si bien no es extraño encontrar restos de recién nacidos en jarrones antiguos, el misterio radica en determinar la razón de esta práctica.

Podrías ir a lo práctico y decir que los cuerpos eran tan frágiles [que tal vez] sintieron la necesidad de protegerlos del medio ambiente a pesar de que están muertos", afirmó al respecto Yoav Arbel, arqueolólogo de la Autoridad de Antiguedades de Israel al portal local WordsSideKick.com.

Arbel, que formó parte del equipo que halló el jarrón, indicó que existe la interpretación de que el frasco, cuya forma es similar a la de un útero, puede representar el simbolismo de devolver al bebé muerto a la Madre Tierra, o la protección simbólica de su madre. La excavación tuvo lugar en Jaffa, la parte más antigua de Tel Aviv, una de las primeras ciudades portuarias del mundo.

La antigüedad del jarrón todavía no ha sido determinada. Y considerando que numerosas civilizaciones ocuparon el territorio que hoy se conoce como Tel Aviv, Abrol indicó que no es posible identificar el grupo que realizó este acto en particular. "Hay diferentes períodos en los que la gente enterraba a los bebés en frascos en Israel. La Edad del Bronce hasta hace menos de 100 años", explicó.

Los hallazgos fueron reportados en el número 100 de la revista Atiqot, que incluye más de 50 estudios adicionales sobre arqueología en la región de Jaffa. Los otros estudios incluídos en la publicación abarcan un periodo amplísimo de tiempo, que da cuenta de la antigüedad y las diferentes culturas que se asentaron en esta región.

Hay hallazgos del período cruzado y otomano. También se destaca, por ejemplo, otro sitio en el que Arbel y su equipo encontraron un gran pozo de basura lleno de piezas de ánforas importadas (vasijas de cerámica) las cuales datan del período helenístico, comprendido entre los siglos IV al I a.C.

Esas últimas vasijas tienen unos 2.300 años de antigüedad y se utilizaban para contener vino. Fueron elaboradas en las islas griegas del Mar Egeo, como Rodas y Kos. Los hallazgos sirven como nueva evidencia de las antiguas rutas comerciales entre Jaffa y Grecia.

Los arqueólogos también encontraron 30 monedas que datan de los períodos helenístico, cruzado (siglos XII-XIII), otomano tardío (fines del siglo XVIII y principios del XX) y del mandato británico (1942); los restos de al menos dos caballos y cerámica que datan del Imperio Otomano; 95 fragmentos de vasijas de vidrio de la época romana y cruzada; y 232 conchas, incluidas las del Mediterráneo, caracoles terrestres y tres botones de nácar.

También hay un ingenioso mosaico griego descubierto cerca de una necrópolis que data de los siglos IV o V d.C., y dice: “Tengan ánimo, todos los que están enterrados aquí. ¡Esto es!”

Temas

Comentarios