Mundo

Nuevo asesinato de afroamericano a manos de policía desata indignación en EU

Un hombre negro murió a manos de un policía blanco en la ciudad de Columbus, el segundo caso en pocas semanas en esta ciudad del norte de Estados Unidos, lo que desató la indignación en el país

por Iván Rosas

/x

Columbus, EU.- Un oficial de la Policía de Columbus, Ohio, disparó su arma y mató a un hombre afroamericano desarmado en la cochera de una casa alrededor de la 1:00 horas (hora local) del martes 22 de diciembre.

Según el portal The Columbus Dispatch, los elementos estaban respondiendo a un reporte que no era de emergencia sobre un automóvil que había estado encendiendo y saliendo a la calle 

El oficial Adam Coy y su pareja se dieron cuenta de que Andre Maurice Hill, de 47 años, estaba parado en un garaje abierto mientras sostenía un teléfono celular. La cámara corporal de uno de los oficiales captó el momento del tiroteo.

En las imágenes se ve a los policías encendiendo sus linternas y en ese momento Andre Maurice da unos pasos hacia ellos. En cuestión de segundos, Coy, un veterano con 19 años de servicio, le apuntó con su pistola y le disparó.

Después de que el sujeto cayó al suelo con una herida de bala fatal, Adam le ordena que se dé la vuelta y levante las manos. El video muestra que ninguno de los oficiales le dio a la víctima primeros auxilios, como está establecido en el código policial.

Luego, se puede oir al oficial hablando por radio para informar a la central que se encontraban bien. Y en ningún momento se les escucha solicitar un médico para el lesionado que yacía debajo del automóvil.

Al menos seis elementos de Policía llegaron al lugar, pero ninguno de ellos ofreció primeros auxilios a Hill, incluso uno de ellos le dice a Coy que "lo espose". Aproximadamente 10 minutos después del tiroteo, finalmente llega un médico. Hill fue declarado muerto a menos de una hora de ser internado en el Hospital Metodista Ohio Health Riverside.

El medio TMZ informó que el oficial fue puesto bajo licencia administrativa pagada, mientras que la Oficina de Investigación Criminal de Ohio abrió una investigación en su contra. El alcalde de Columbus, Andrew Ginther, condenó el manejo del incidente por parte de Coy y exigió su despido.

Temas

Comentarios