Mundo

Engaña a su esposa embarazada con selfie y la avienta de acantilado por esta macabra razón

Hombre enagaña a su esposa embarazada para tomarse una selfie y después la avienta de acantilado por una macabra razón, dijeron las autoridades de Turquía
martes, 16 de febrero de 2021 · 15:37

Mugla, Turquía.- Un hombre llamado Hakan Aysal posó para una selfie sonriente en un acantilado junto con su esposa embarazada momentos antes de que supuestamente la arrojara y muriera.

Hakan Aysal, de 40 años, fue arrestado por el asesinato de su esposa Semra Aysal, de 32 años , y su bebé por nacer mientras estaba de vacaciones en Butterfly Valley en Mugla, Turquía, en junio de 2018.

Te puede interesar: Magdalena Aguilar: La joven que fue asesinada y cocinada por su exesposo

Los fiscales alegan que Aysal empujó a su esposa por el acantilado de 300 metos de altura para poder cobrar el seguro que había contratado para su vida. La mujer embarazada de siete meses y su feto murieron instantáneamente.

La pareja había estado tomando fotografías en el acantilado y los fiscales dicen que el "accidente" fue de hecho un asesinato cometido por el esposo para poder cobrar el seguro que había contratado anteriormente.

Los fiscales afirmaron que la única razón por la que se sentaron en la cima del acantilado durante tres horas fue para que él pudiera asegurarse de que no hubiera nadie cerca. Tan pronto como se dio cuenta de que estaban solos, la mató deliberadamente empujándola por el acantilado.

Lee también: Brutal feminicidio: A María Elizabeth la mató su esposo a puñaladas en pleno San Valentín

La acusación también señaló que Aysal había reclamado el pago del seguro poco tiempo después, pero fue rechazado cuando comenzó la investigación.

El Tribunal Superior de lo Penal de Fethiye dictaminó que debe permanecer bajo custodia por asesinato premeditado. Además, la Corte escuchó al hermano de la víctima, Naim Yolcu, que reveló: "Cuando fuimos al Instituto de Medicina Forense para recoger el cuerpo, Hakan estaba sentado en el auto. Mi familia y yo fuimos destruidos, pero Hakan ni siquiera parecía triste".

Fuente: The Sun 

Comentarios